Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Mayo 2017

 

Las relaciones sociales son fundamentales para mantenernos sanos, tanto físicamente como mentalmente. Algunas especies de mamíferos no hemos evolucionado para ser apartadas de nuestras madres en pocos meses. Tampoco para vivir solas, como hacen ascetas o ermitaños. La realidad es otra: los mamíferos sociales estamos programados para tener vida social y estar rodeado de personas. Nuestro cerebro necesita de la presencia de otros para desarrollarse durante la infancia, pero también para mantenerse sano durante el resto de las etapas de la vida.

Jodi Lukkes y su equipo, estudiaron con ratas las consecuencias del aislamiento y sus efectos sobre la ansiedad. Separaban a las recién nacidas de sus madres antes del destete natural. El estrés se elevó cuando se produjo dicha privación maternal produciendo cambios en la fisiología y en el comportamiento. De adultas, eran más inseguras y se asustaban con facilidad ante cualquier estímulo. Las ratas sentían miedo muy a menudo.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Mayo 2017

Si alguna vez te has preguntado cúanto te quiere tu perro, la ciencia ha dado respuesta a esta y otras preguntas sobre lo que sucede en el cerebro de los perros cuando interactúan con humanos.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 13 Mayo 2017

La coordinación del comportamiento de dos o varios miembros de una sociedad es algo necesario para ser eficaces en tareas que requieren cooperación. Tanto para construir un edificio como para conducir por las carreteras o trabajar en una empresa. En humanos, este tipo de ordenación está regulada por normas, pactos, contratos, costumbres y leyes.

En la naturaleza, los animales también se organizan constantemente. Las ballenas o los albatros emigran cada año cientos de kilómetros en grupos. También las hormigas atacan a un intruso cuando lo detectan y los chimpancés se sincronizan como si fueran cazadores profesionales. Dependiendo de la especie, la armonización es necesaria para la supervivencia de muchas de ellas.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 13 Mayo 2017

 

Todos los animales sufren de estrés. Desde los peces al ser humano. Las hormonas que segregamos cuando algo nos estresa son las mismas en varias especies. En principio podemos calificar el estrés de un mecanismo brillante, el cual apareció en la evolución de las especies hace millones de años para ayudar a los animales que son presa de otros.

En un estado de estrés, los músculos se activan, el ritmo cardiaco se acelera y las hormonas que segregamos, como la adrenalina o los corticoides, hacen que tengamos más energía disponible de manera inmediata.

Entonces, ¿por que los primates nos estresamos más que otros animales? El profesor de neurobiología de la Universidad de Stanford, Robert Sapolsky, cree el estrés que sufren babuinos y humanos es producto de nuestra sociabilidad y una inteligencia extraordinaria.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 11 Mayo 2017

 

 

Según algunas observaciones, otros animales no humanos enseñan técnicas los más jóvenes que más adelante serán vitales para su supervivencia. En chimpancés, se han registrado casos de madres realizando los movimientos necesarios para abrir nueces con herramientas más despacio. También colocan en manos de los infantes las herramientas en la posición correcta, de manera que van aprendiendo mediante instrucción.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 11 Mayo 2017

Autor: Pablo Herreros Ubalde 27 Abril 2017

Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Abril 2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si eres uno de esos adictos a las redes sociales habrás comprobado el interés que despiertan los gatos y lo afectivos que parecen. No hay semana que un vídeo de esta especie se conierta en viral.

El aprecio hacia ellos se ha incrementado en los últimos tiempos, dado el aumento de personas que poseen un gato como mascota. Solo en España, hay más de 1,5 millones de individuos de esta especie según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente.

Pero en el pasado, prejuicios irracionales, como supersticiones absurdas e interpretaciones erróneas sobre su conducta han perjudicado su fama y deseo de conocimiento desde que comenzó nuestra convivencia con ellos hace 6.000 años aproximadamente.

Por ejemplo, las sociedades han considerado a los gatos como menos interesados en los humanos. La causa es que al tratarse de una especie que en condiciones normales vive solo, siempre se pensó que disfrutan poco de la compañía humana. Recientes investigaciones demuestran que, una vez más, estábamos equivocados.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 16 Abril 2017

Dos simios hembra de bonobo juegan en el parque “Lola ya bonobo”, situado cerca de Kinshasa, en la República Democrática del Congo

 

Los humanos tenemos un concepto de nosotros mismos bastante pobre. Nos consideramos malos por naturaleza y estamos convencidos de que nos puede la envidia, además de estar rodeados de enemigos dispuestos a machacarnos si un día los recursos son escasos y el número de personas  elevado. La verdad, a la luz de los descubrimientos científicos es otra. La violencia en estas circunstancias existe, pero también hemos desarrollado otros patrones para contrarrestrarla.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 12 Abril 2017

¿Qué podemos aprender del cortejo y copula animal sobre las relaciones humanas?

Muchos animales nos reproducimos mediante la elección de una pareja y la posterior cópula. Hemos desarrollado estrategias asombrosas para atraer al sexo contrario y resultar irresistibles. Desde el punto de vista evolutivo, el objetivo es conseguir una buena pareja. A través de este método de elección preferencial, unos genes pasan a la siguiente generación y otros no. Pero algo aparentemente tan sencillo, resulta ser uno de los procesos más complejos de la naturaleza. Entonces, ¿qué determina que dos individuos tengan “feeling” o química? Las semejanzas con otros animales son asombrosas y podemos encontrar respuestas en ellos.

 

                                 Relaciones sexuales en bonobos