Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Julio 2017

Una cría trata de reanimar a su madre asesinada

 
Esta semana, Pablo Herreros Ubalde, en el blog “Yo, mono” habla de diferentes reacciones ante la muerte en animales humanos y no humanos.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 9 Julio 2017

Hasta hace pocas décadas, muchos psiquiatras aún ignoraban las consecuencias que se producen en el cerebro de las personas que son rechazadas, especialmente cuando  sucede en edades muy tempranas. Fueron los casos de niños y niñas encerrados o confinados a espacios minúsculos descubiertos por la policía, los que permitieron evaluar el daño que provoca dicho aislamiento.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 13 Junio 2017

 

Neruda sentado junto al perro ‘Nyon’. / M. URRUTIA (FUNDACIÓN P. NERUDA)

Muchos intelectuales, artistas y otros personajes históricos convivieron con perros y gatos a los que amaban profundamente y les dedicaron obras llenas de cariño y admiración. Uno de los casos que más me ha conmovido, por su manera de entender la relación con los animales, similar a la mía, ha sido el del poeta chileno Pablo Neruda. Y es que Pablo amaba a las mujeres y sus amigos tanto como a sus compañeros preferidos: los perros.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 6 Junio 2017

 

Un amigo de la infancia de Charles Darwin escribió sobre él en una ocasión que cuando los niños le invitaban a jugar al fútbol, prefería ir a explorar por su cuenta al bosque. Pero a principios del s. XIX no existía la pasión mundial por este deporte que hay en la actualidad, lo que sin duda hubiera llamado la atención del biólogo, ya que los comportamientos y actitudes que mostramos en los encuentros deportivos son universales, lo que nos hace pensar en sus orígenes biológicos, hundiendo sus raíces en el pasado más remoto…


Autor: Pablo Herreros Ubalde 1 Junio 2017

 

Uno de los momentos más especiales que he vivido con animales fue el día que nos quedamos a solas una chimpancé llamada Gina y yo. A través de las tristes rejas de su recinto, yo le hacía cosquillas y ella se “reía” como hacen los chimpancés, con la boca abierta, inhalando y exhalando intensamente, muy excitados y transmitiendo esa felicidad contagiosa. Así nos pasábamos las horas.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 Mayo 2017

Fotografía: Isabel Muñoz. Serie “Álbum de familia”

 

Los bonobos, unos grandes simios muy cercanos genéticamente a los humanos, poseen un repertorio de conductas emocionales sorprendente, lo cual delata su extraordinaria inteligencia en lo que se refiere a las relaciones sociales.

Por ejemplo, los bonobos, según un estudio de la primatóloga Mariska Kret, prestan más atención a las caras de otros congéneres cuando se les muestra una serie de fotografías. Además, son muy sensibles a los rostros que muestran emociones negativas, ya que las intentan evitar.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Mayo 2017

 

Las relaciones sociales son fundamentales para mantenernos sanos, tanto físicamente como mentalmente. Algunas especies de mamíferos no hemos evolucionado para ser apartadas de nuestras madres en pocos meses. Tampoco para vivir solas, como hacen ascetas o ermitaños. La realidad es otra: los mamíferos sociales estamos programados para tener vida social y estar rodeado de personas. Nuestro cerebro necesita de la presencia de otros para desarrollarse durante la infancia, pero también para mantenerse sano durante el resto de las etapas de la vida.

Jodi Lukkes y su equipo, estudiaron con ratas las consecuencias del aislamiento y sus efectos sobre la ansiedad. Separaban a las recién nacidas de sus madres antes del destete natural. El estrés se elevó cuando se produjo dicha privación maternal produciendo cambios en la fisiología y en el comportamiento. De adultas, eran más inseguras y se asustaban con facilidad ante cualquier estímulo. Las ratas sentían miedo muy a menudo.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 22 Mayo 2017

Si alguna vez te has preguntado cúanto te quiere tu perro, la ciencia ha dado respuesta a esta y otras preguntas sobre lo que sucede en el cerebro de los perros cuando interactúan con humanos.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 13 Mayo 2017

La coordinación del comportamiento de dos o varios miembros de una sociedad es algo necesario para ser eficaces en tareas que requieren cooperación. Tanto para construir un edificio como para conducir por las carreteras o trabajar en una empresa. En humanos, este tipo de ordenación está regulada por normas, pactos, contratos, costumbres y leyes.

En la naturaleza, los animales también se organizan constantemente. Las ballenas o los albatros emigran cada año cientos de kilómetros en grupos. También las hormigas atacan a un intruso cuando lo detectan y los chimpancés se sincronizan como si fueran cazadores profesionales. Dependiendo de la especie, la armonización es necesaria para la supervivencia de muchas de ellas.


Autor: Pablo Herreros Ubalde 13 Mayo 2017

 

Todos los animales sufren de estrés. Desde los peces al ser humano. Las hormonas que segregamos cuando algo nos estresa son las mismas en varias especies. En principio podemos calificar el estrés de un mecanismo brillante, el cual apareció en la evolución de las especies hace millones de años para ayudar a los animales que son presa de otros.

En un estado de estrés, los músculos se activan, el ritmo cardiaco se acelera y las hormonas que segregamos, como la adrenalina o los corticoides, hacen que tengamos más energía disponible de manera inmediata.

Entonces, ¿por que los primates nos estresamos más que otros animales? El profesor de neurobiología de la Universidad de Stanford, Robert Sapolsky, cree el estrés que sufren babuinos y humanos es producto de nuestra sociabilidad y una inteligencia extraordinaria.