Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 Febrero 2010


Probablemente, este macaco de Gibraltar del parque de la naturaleza de Cabárceno simplemente se está dando un festín con la garrapatas del ciervo. No es, estrictamente, un comportamiento de cooperación pero sin dudas ambos animales salen beneficiados. (Imagen: Pablo Herreros).

Durante siglos, la idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.

A través de sus observaciones, Charles Darwin intuyó que el altruismo había jugado un papel fundamental en la evolución de las especies, pero no supo encajarlo en el marco de la selección natural. Era consciente de que representaban una amenaza para su teoría porque en un primer análisis existe una contradicción, puesto que todas las formas de cooperación conllevan un grave riesgo de ser explotado por compañeros egoístas. Para un individuo, colaborar no es siempre la estrategia más útil en un entorno de compañeros insolidarios, pues su supervivencia se verá seriamente afectada.

La existencia de cooperación ha sido documentada en todos los niveles de vida, desde las moléculas hasta los grupos de personas. Entre los primates en libertad, existen múltiples ejemplos de cooperación y altruismo como son la caza cooperativa entre chimpancés o la inhibición de la reproducción en favor de un solo individuo del grupo entre algunas especies de titíes. El altruismo también es muy frecuente en la naturaleza, especialmente en el cuidado parental, aunque lo podemos observar en una gran variedad de contextos. Cuando un primate emite una señal de alarma para indicar la existencia de un peligro al grupo, está poniendo en peligro su propia vida, pues puede ser fácilmente detectable por los depredadores. Casos aún más asombrosos ocurren entre los bonobos, a quienes se ha visto prestar ayuda a minusválidos y heridos.

Caza cooperativa y liderazgo en chimpancés:

No es fácil demostrar qué beneficios tiene para un organismo ayudar a otros a expensas de sí mismo. Dos marcos teóricos fundamentales intentaron explicarlo. El primero fue William Hamilton, quien formuló la “selección por parentesco”. Según esta teoría, ayudamos a aquéllos con quienes compartimos genes. Pero no explica el porqué ayudamos a personas que ni siquiera conocemos, como ocurre con los vampiros, unas especies de murciélagos que sólo viven en el continente americano. Éstos no aguantan más de sesenta horas sin alimentarse de la sangre de otros mamíferos. Cuando uno de ellos no ha tenido éxito una noche, recibe la sangre regurgitada de los compañeros sin importar si es pariente o no.

Casi dos décadas después, Robert Trivers presenta una teoría denominada “altruismo recíproco” , que demuestra que estos comportamientos pudieron evolucionar también con individuos no emparentados si existen posibilidades de que el organismo altruista en el futuro reciba los beneficios de otros altruistas.

Vídeo del experimento de cooperación realizado por Robert Mearns:

Muchos hallazgos refuerzan esta hipótesis e inducen a pensar que la cooperación fue una de las claves del éxito de la especie humana. En experimentos en los que se confronta a niños a situaciones en las que personas necesitan ayuda, éstos asisten de manera espontánea sin recibir ningún tipo de orden, demostrando que ciertos comportamientos de auxilio y ayuda en el ser humano son innatos. Las investigaciones con chimpancés arrojan resultados positivos aunque en diferente grado. Esta especie muestra comportamientos altruistas, pero en menor número de contextos que los seres humanos.

Una conducta típica involucrada en la cooperación humana es señalar con el dedo o la mirada a un objetivo concreto. Esta habilidad tiene gran importancia, especialmente si se carece de un lenguaje hablado. Los chimpancés no señalan con el dedo a otros compañeros en libertad para indicarles la existencia de algo interesante. En varios experimentos, son incapaces de captar la información que intencionadamente se les transmite cuando un investigador humano señala con el dedo algún tipo de alimento. Un fenómeno interesante es que este tipo de pruebas las realizan con mayor éxito los perros que los grandes simios. La explicación quizás esté en que los cánidos son una familia con una tendencia a la cooperación tanto o más fuerte que la nuestra.

“Battle at Kruger” es uno de los vídeos más vistos en Internet y muestra una historia extraordinaria de altruismo en el mundo animal:

Es indudable que este tipo de conductas prosociales han sido favorecidas por la selección natural e inducen a pensar que descendemos de grupos de homínidos especialmente cooperativos, pues de lo contrario, no existirían tales manifestaciones en la actualidad. Todos los animales nos movemos en un continuo entre la cooperación y la competición, de tal manera que dosis de ambas son necesarias. El entorno es el que determina cuál es la estrategia óptima en cada situación.

En la actualidad somos conscientes de que existen alternativas a la “lucha continua”. El altruismo, el mutualismo y la reciprocidad, entre otras, son estrategias igualmente eficaces. Poco a poco abandonamos el paradigma según el cual, el ser humano es malo por naturaleza y debemos tener una mirada paranoica hacia todo y todos los que nos rodean.



27 Respuestas to “El papel de la cooperación y el altruismo en la evolución”

  1. set:

    Felicidades por su blog. Su ensayo es más que interesante. Me gustaría añadir, que efectivamente el entorno es pues el que hay que analizar primero. Si hoy en día hay unos niveles de tecnología y calidad de vida más que aceptables en una ciudad captalista, por poner un ejemplo, ¿ qué es lo que mueve a nuestra selección desde el punto de vista competitivo ? ¿ No debería de haber bajado el componente pararanoide y aumentado el altruismo ? ¿ Por qué es justo al revés ? Yo reflexionaría acerca de que es lo que denominamos realmente maldad. Creo que realmente responde a sentimientos de codicia, envidia, avaricia, encaprichamiento, poder… En definitiva el placer que sienten ciertos seres en contemplar la humillación humana de sus congéneres, incluso de la tortura. Por tanto, permítame decirle que sí existen deformidades en el área del placer, a nivel morfológico. Y son estas deformidades, las que de manera insidiosa perjudican los sentimientos placenteros (felicidad) de otras mayorías que en ciertas estructuras sociales, no pueden defenderse.

  2. La cooperación y el altruismo existe en todos los niveles de vida:

    […] La cooperación y el altruismo existe en todos los niveles de vida http://www.somosprimates.com/2010/02/el-papel-de-la-cooperacion-y-e…  por eurogaroto hace 2 segundos […]

  3. Javier Oribe:

    Muy interesante artículo, felicidades. Sólo quería añadir que en el libro “El dilema del prisionero” de William Poundstone, que me acabo de terminar hace un par de días, se describe de una manera bastante interesante cómo la Teoría de los Juegos explica ciertos comportamientos de cooperación que se dan en algunas especies y, sobre todo, cómo éstos han “sobrevivido” a la criba de la selección natural.

    Yo estudio matemáticas, y me quedé gratamente sorprendido al ver que una teoría de las de “matemáticas puras” (que además tengo este año como asignatura) se puede relacionar con algo aparentemente tan apartado de ellas como la cooperación entre miembros de una misma especia o la Teoría de la Evolución.

    Les dejo aquí una referencia al libro, que además es muy divulgativo y no necesita de conocimientos profundos para ser comprendido.

    http://www.bookaffinity.com/book/el-dilema-del-prisionero-william-poundstone

    Saludos!

  4. Sonia MR:

    Interesante tema..
    Es una esperanza para la raza humana la concienzación de que algúnos comportamientos de ayuda y altruístas son innatos, genéticos….

    Lo que nos lleva a inferir que es por medio del aprendizaje por el cual se modulan los futuros comportamientos que irán en concordancia con este sentido de ayuda altruísta; o por el contrario, variarán dentro de una amplia gama de comportamientos competitivos ..Comportamientos que, al ser aprendidos, nos dan la esperanza de la posibilidad factible de una evolución positiva de la persona.

    (Me pregunto si la empatía tendrá correlación con todo esto…)

    Estos descubrimientos nos llevan a captar una imagen de constructo del cuerpo humano diseñado para la evolución dentro de un margen cooperativo y positivo..Una vida nacida para cooperar positivamente con todas las especies que pueblan este Planeta.

    Sonia M.R.

  5. jesus fernandez:

    mi en ora buena a todos los participantes en encuestas y tertulias inteligentes
    yo creo que el altruismo y la colaboración ,son conductas,que la raza humana a ido desprestigiando con el transcurso de la historia
    y la prueba esta en el mismo momento que nos lo preguntamos
    claro que el altruismo y la colaboración tienen un propósito ,y esta muy claro, es hacer sentir bien al que lo realiza
    nunca lo habéis sentido,el ayudar a alguien y decir joder me siento estupendamente
    o colaborar en algo en equipo y después de ver los resultados,sentirte en la gloria
    por desgracia no es así en la mayoría de los casos, pero el trabajo no solo es para ganar dinero señores , sino que tiene una razón muy importante y es el hacernos sentir bien
    este ritmo de sociedad y consumismo nos a incitado a creer que el listo ,el hábil es el que engaña,osea el que con el mínimo esfuerzo consigue el mayor botín
    pero la realidad no es esa
    un viejo pescador que no posee nada mas que su barca y su choza puede ser mas feliz que cualquier millonario de los países llamados ricos

  6. Sixto B::

    No se donde lo leí la primera vez ni se los nombres de los autores, pero al respecto de la cooperación y el altruismo, existe una corriente que lo plantea en la misma forma que la teoría de la evolución; es decir, los comportamientos altruistas o cooperantes que favorecen a la(s) especie(s), se transmiten de unas generaciones a otras, haciendo que pervivan en detrimento de otros más competitivos o egoístas, que no producen beneficio o incluso conllevan la desaparición del espécimen, con lo que no transmite este comportamiento. De hecho, se producen estos casos incluso en situaciones supra-especie, lo que reforzaría esta linea de pensamiento, ya que no sería necesario ningún mecanismo que disparase o justificase este primer comportamiento altruista, salvo la casualidad. En los humanos (incluso hay quienes plantean la posibilidad de que se de en otras especies de alta capacidad de razonamiento), entrarían en juego otros mecanismos más complejos, algunos enraizados en creencias, religiones, educación, etc.

  7. ameba:

    Me gusta!

  8. José:

    Estos vídeos sobre “el papel de la cooperación y el altruismo en la evolución” me han hecho reflexionar, y los considero un buen reflejo de la sociedad actual, el fuerte y grande “devora” al pequeño, pero también hay otros que cooperan por un mismo fin, por una misma meta, y la conclusión es que entre muchos se pueden cambiar las cosas, y derrotar al “enemigo”, para salvar al “débil”, al “desprotegido”. Lo considero todo como una metáfora de nuestra realidad. Os felicito me ha gustado mucho 🙂 😉

  9. Marta Jimenez:

    Impresionante el video de Búfalos contra Leonas (bueno, y el cocodrilo). Si no te importa lo voy a utilizar en el tema de Evolución con mis alumnos de 4º de la ESO. Enhorabuena por el blog!!!

  10. Elisa Ribas:

    Interesante e impresionante el famoso vídeo de la manada de ñues (?), bueno lo que sean … La cuestión es pq. el ser humano entonces vamos hacia tras en todo lo que indica la naturaleza o mejor dicho debería ser tan natural en nosotros? Pq. vamos hacia el individualismo?

  11. Teresa:

    Me gusta mucho esta entrada. Hace un tiempo leí algo sobre esto escrito por Sapolsky y me encantaría saber de algún libro donde se profundizara en este tema. Me parece super interesante.

    Un saludo de una valenciana adicta a Redes 🙂

  12. Mireia Matute:

    Este tema es muy interesante. Otro enfoque es la función práctica de q el altruismo pasa de generación a generación pq resulta práctico para la supervivencia. Los cazadores recolctores lacaza se comparte por q resulta una manera eficaz de repartir los recursos. La reciprocidad y el intercambio ha sido un sistema igualmente importante en otras épocas que ha sido remplazado totalmente ya x el capitalismo atroz. Estoy de acuerdo con el comentario anterior de q hace tiempo nos hemos embarcado en un individualismo q resultará en convertir la enfermedad mental en el mal d nuestros tiempos x la precariedad de la calidad de las relaciones sociales.

  13. Lidia:

    ¿Estáis seguros de que “altruismo” es un término correcto a aplicar en estas situaciones? Estoy de acuerdo con la teoría de la “cooperación”, pero quizás el altruismo a mi modo de ver implica que no se espera recibir nada a cambio. ¿ No es lógico pensar que animales gregarios que basan su supervivencia en la unión y el número intenten salvar a uno más de la manada?

  14. Mar Álvarez García:

    Muchos científicos lo conocen, lo usan y nisiquiera lo mencionan. Este tema fue ampliamente estudiado por el eminentísimo científico y revolucionario anarquista Piotr Kropotkin, que resume: la competencia es una situación que de por sí no aporta ningún tipo de beneficio a nadie. Es más beneficioso para muchos COOPERAR: cooperar es EVITAR LA COMPETENCIA. Hay muchas maneras de hacerlo. La sociedad es la más desarrollada de todas, pero la primera fue sin duda la simbiósis. Hay que leer a LYNN MARGULIS para entender la fundamental importancia POSITIVA que tuvo en la evolución la simbiogénesis y la reciprocidad entre especies muy diferentes. Como decía Kropotkin, la fuerza principal que nos ha permitido ser cada vez más complejos, desde el mismo nivel celular, es la colaboración.

  15. Henar Rodríguez:

    Estoy totalmente de acuerdo con Lidia. La teoría de cooperación es totalmente válida, pero en cuanto a la altruista no lo acabo de ver claro.
    Opino que se trata de la ley de supervivencia, los miembros de un grupo se cuidan entre ellos para sobrevivir a sus pedradores. Es un “You win, I win” o un “hoy por ti y mañana por mí”, lo que se traduce en una actitud altruista pero que realmente, a la larga, es cooperación.
    Este tema me parece muy interesante y me encantaría que alguien me diera más datos sobre ese altruismo, porque el único que tengo es que se descubrió que la raza humana cuidaba de sus enfermos (en el Neolítico, creo) porque encontraron restos de huesos amputados. Esto se dedujo por el tipo de corte, era limpio. Y se consiguió demostrar que esos individuos habían seguido con vida durante años. No sé si esto es altruismo, pero es lo más parecedo que he encontrado.

  16. María del Mar Álvarez García:

    Recomiendo a Pablo Herreros la lectura de EL APOYO MUTUO: UN FACTOR DE LA EVOLUCIÓN. (Mutual Aid: a factor of evolution.) de Piotr Kropotkin – 1989. Eminente científico, naturalista y geógrafo ruso nacido en 1842. El prestigio de su obra geográfica fue tan considerable que fue propuesto como presidente para la sección de Geografía Física de la Sociedad Geográfica Rusa. Pero Kropotkin no aceptó el nombramiento, porque tenía ideales revolucionarios anarquistas. Su trabajo se publicó en las mejores revistas del momento. Lenin le dedicó un museo (luego fue cerrado). Muchos biólogos hoy día le conocen, incluso Lynn Margulis le menciona en algún libro (para decir en qué no está de acuerdo con él). Si no encuentra el libro en una librería (estará descatalogado), tal vez lo halle en algún puesto de la CNT. En este libro ya habla de cómo muchos animales cambian de conducta, haciéndose más o menos sociables o más o menos cooperantes según las circunstancias: algunos, en plena crisis, cuando no hay más remedio que competir, se dispersan todo lo posible; pero cuando hay recursos suficientes, vuelven a unirse y hacerse sociables (se ha observado esto por ejemplo con los orangutanes). Otros son sociables siempre, como los insectos eusociales, que llevan unos cuantos millones de años más que nosotros aquí. El que nos sorprenda que la colaboración y el comportamiento altruista “sirva” para algo es tremendo: nuestra competitiva desorganización económica, en una sociedad que por cierto funciona muy mal, que provoca sus propias crisis, que está esquilmando el mundo, nos ha cegado completamente el entendimiento. Es la competencia la que no “sirve” para nada: la competencia solo es una situación de crisis que obliga a adoptar un comportamiento desesperado, de “sálvese quien pueda”. No podríamos vivir si ese fuera el comportamiento “normal”.

  17. Librada:

    Me he quedado impactada con el video de los bufalos, creo que nunca habia visto un ejemplo de valor asi en la natiraleza; es muy raro ver a un herbivoro enfrentarse asi a un carnivoro; y lo que mas me impreesiona es que parece que se van reflexionan y vuelven, ya se que eso es imposible pero es lo que parece,no?.Ademas vuelven hinchados de valor, crecidos, cuando hace unos minutos huian aperentemente aterrorizados.Me parece increible; naturaleza en estado puro, y me reconforta, me hace sentir mas primaria, mas en contacto con la naturaleza, mas parecida a ellos, cosa que me encanta.

  18. Pablo Herreros:

    Muchas gracias a todas y todos. Veo que hay nivel por lo acertado de vuestros comentarios publicados. Efectivamente, las teorías de juegos representan muy bien estas situaciones. También estoy de acuerdo con que se han desprestigiado y abandonado las investigaciones sobre estas estrategias alternativas hasta hace bien poco, y al centrar la atención sólo en la competición, se ha magnificado su importancia y frecuencia de aparición. La lógica de mercado que ha invadido el pensamiento occidental conecta muy bien con esta visión de la naturaleza excesivamente competitiva e individualista. Es probable que las sociedades, a medida que aumentan su poder adquisitivo, sus miembros se vuelvan más individualistas, pero cien o doscientos años son pocos evolutivamente hablando. A veces es fácil confundir historia con evolución. Desde la selección natural, sólo si los individuos egoístas tienen una ventaja reproductiva frente al resto, serán mayoría en en el futuro, poniendo en peligro la supervivencia de los “genes cooperativos o altruistas”. Es un buen debate que encantado podemos iniciar..¿Quienes poseen ventaja reproductiva en la actualidad?. De esta respuesta depende el futuro de la especie humana.

  19. Pablo Herreros:

    Algunos libros que tratan estos temas son por ejemplo, “El gen egoista” de Richard Dawkins (ya han mencionado por muchos compañeros”; “Cuando lloran los elefantes”, de Jeffrey Masson; o “la vida emocional de los animales” que está en el apartado sugerencias comentado.

  20. Pablo Herreros:

    El libro de Kropotkin es estupendo. Gracias. Si uno se siente bien ayudando a otros, yo no le restaría valor, aunque ya son cuestiones de tipo más filosófico. De hecho, ésto asegura su continuidad y nos induce a pensar que hubo un tiempo en que los individuos solidarios, tenían más descendencia y sobrevivían más. Si se produce ese fenómeno de satisfacción es para reforzar la conducta y que se repita más veces.

  21. Anna Ma. Iglesis:

    Creo que este articulo nos proporciona una visión amplia y esperanzadora de la evolución de las especies. Como en cualquier situación en la naturaleza, el equilibrio es la clave, en este caso: competición – solidaridad.

    Es más, pienso que ambos hechos son necesarios para una evolución óptima. Es decir si la manada o un grupo de una misma especie intenta ayudarse mutuamente para conseguir un fin colectivo, esto deberia ser altamente beneficioso.

    Desgraciadamente, la ambición desmesurada y el excesivo individualismo del ser humano hacen que vayamos en declive en ese aspecto, y que como se comprueba hoy en dia, nuestra evolución es casi imperceptible. No diré nula, no me atreveré a ser absolutista.

    Por otra parte, añado mis más mayores felicitaciones tanto por estas investigaciones, como el hecho de que alguien lo publique en un medio público para cualquier persona pueda opinar libremente. Gracias.

  22. David Navarro:

    SI hay un sintoma inadecuado, lo incorrecto no es el síntoma, es el diagnóstico.
    La empatía, que es el ponerse en el lugar del otro, y que es tambien el inicio del altruismo genuino, no son, efectivamente, características de un sistema basado en “la ley del mas fuerte”.
    Claro que, este sistema está basado en una teoría, la de la evolución, tan válida como podrían ser otras.
    ¿Porque plantearse que un hecho generalizado, evidente y demostrado en este magnifico trabajo de Pablo Herreros es una anomalia?
    ¿porque no encaja con una teoría?
    No es eso muy cientifico. Sería sensato reconocer en este caso que el evolucionismo tiene serias grietas.
    Tal como mi admirado Punset indica, la mayor parte de las cosas que son dueñas de nuestro destino no son visibles a simple vista.
    Hace demasiado poco que ni siquiera somos conscientes de nuestra propia “inteligencia”, mientras que de otro lado nos hemos pasado milenios dandole pedradas a los bichos para comer.
    ¿Como decia el sabio? Solo se que no se nada.
    Estamos en pañales ante grandes realidades que no comprendemos.
    Lo peor del caso, es que siendo tan inexpertos, nos aventuramos a proclamar teorias o religiones, o credos, creencias al fin, y somos capaces de inventar sociedades enteras en torno a ellas. Estas mismas creencias, curiosamente, suelen tener las manos tintas de sangre por guerras, cismas, etc.
    La historia entera está llena de ejemplos en los que civilizaciones enteras han emergido, algunas convirtiendose en imperios, y acabado perdiendose en el tiempo, casi sin dejar rastro. También lo haremos nosotros. Está claro que aún no hemos dado con la explicación del origen de la vida, y habrá que seguir buscando. Ojalá lo encontremos antes de desaparecer, como les pasó a los sumerios, los incas, los egipcios, y otros, aunque con la marcha que llevamos, pocas perspectivas tenemos de conseguirlo.
    Seamos realistas: Ahi donde la raza humana ha puesto un pie, el ecosistema se ha visto seriamente dañado, y con ello la propia supervivencia humana. Igual que un cancer. Solo algunas tribus apartadas, entre ellas los aborogenes australianos, si son conscientes de una realidad inmutable. Una cosa que vive 80 o 90 años, no puede ser propietaria de una cosa que vive hace milenios. Pertenecemos a la tierra y no ella a nosotros. Esta falta de respeto nos ciega, y nuestro pueril orgullo cientifico tambien. O a menos el mio, que soy fontanero.
    ¿Tan increibemente inteligentes somos como para descubir las maravillas del universo, con millones de años de antiguedad, e inmediatamente después, en tan solo unos milenios, saber los porqués?
    Ese respeto debería empezar por observar que tipo de huella dejamos a nuestro paso por esta tierra. La que estamos dejando es bastante vergonzosa. Y la naturaleza se empeña en darnos lecciones de altruimo.
    A ver si estaremos equivocados, creyendo ser el cúlmen de la tierra y no un accesorio mutante molesto.

  23. FerA:

    Hola! Me ha gustado mucho el texto.
    Coincido con Lidia sobre que a los animales gregarios en un momento dado puede interesarles salvar a otros miembros del grupo, aunque no estén emparentados. Cuando las posibilidades de supervivencia de cada individuo son dependientes de valores demográficos, no es de extrañar que haya este tipo de comportamientos. A mi entender, los conceptos de coperación y competencia están estrechamente ligados, de modo que no se puede entender uno sin el otro. Un comportamiento cooperativo puede ser simultáneamente “egoista” y viceversa; y un mismo individuo puede ser ambas cosas alternativamente a lo largo de su vida, según sean las condiciones. En las manadas de leones hay algunos machos subordinados que no pelean por las hembras, ni cuidan crias, ni vigilan, y sólo comen las sobras. ¿Son “altruistas” o son “egoistas”?
    Quería hacer un breve comentario sobre lo que dijo David Navarro. El evolucionismo tiene muchas grietas, como todas las disciplinas que nosotros nos inventamos para comprender el mundo. Si los canguros hubiesen tenido nuestro cerebro, probablemente habrían sido “cangurocentristas”.
    Yo estoy de acuerdo con que el hombre la lía ahi donde pisa, pero esto es un feedback. El ambiente (en sentido amplio) condiciona a los organismos, los organismos responden al ambiente, y con su respuesta lo modifican, por lo que el nuevo ambiente influye de una manera distinta sobre esos organismos. Los elefantes derriban cientos de árboles por dia en los bosques tropicales del sureste asiático, pero nadie los criminaliza porque no lo hacen por dinero. Todos los organismos vivos, valga la redundancia, modificamos nuestro entorno (piensen en las hormigas que trazan tuneles y caminos, o en un hongo que coloniza una naranja en nuestra cocina), aunque algunos más que otros.
    Si queremos pensar como evolucionistas de verdad, al margen de cientificismos y polémicas de conveniencia, creo que por lo menos hay que: I)tener visión a largo plazo, II)comprender que nada es rígido y todo cambia, III)que esos cambios pueden ocurrir en varias direcciones, muchas veces impredecibles y no deseadas por una especie como nosotros.

  24. Se acabó la empatía con Haití - Nexo Psicología:

    […] creando las bases de una sociedad futura compasiva. No es tan dificil, en realidad todos los primates estamos programados para colaborar, para ayudarnos, así que más bien lo que necesitamos es dejar […]

  25. Zombificación « Blog del DoctorSito:

    […] las desigualdades, hasta en lo más básico. En lugar de fomentar la colaboración, que es inherente a la especie humana, se fomenta la competividad sin medida, explotando un falso rasgo animal desde […]

  26. El papel de la cooperación y el altruismo en la evolución - Educación Global para una Nueva Humanidad:

    […] Fuente: Somos Primates […]

  27. Somos Primates » El papel de la cooperación y el altruismo en la evolución | ESPAD Ámbito Científico-Tecnológico:

    […] Origen: Somos Primates » El papel de la cooperación y el altruismo en la evolución […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.