Autor: Pablo Herreros Ubalde 23 Septiembre 2010

A pesar de que el origen del espejo se remonta a la China de hace más de 2.500 años, este objeto es todavía algo reciente en muchas poblaciones de África y otras regiones, donde no lo conocieron hasta la llegada de los blancos. En el año 1975, el antropólogo Edmund Carpenter decidió filmar las primeras experiencias con espejos de una tribu aislada de Nueva Guinea llamada Biami.

El reconocimiento del reflejo de uno mismo en primates es un indicador de la posesión de conciencia en estos animales.

Aunque los Biami ya poseían pequeñas piezas que los cazadores utilizaban para comunicarse por medio de señales, no tuvieron nunca un espejo lo suficientemente grande como para reflejar sus cuerpos al completo y aunque existían pequeños arroyos cercanos, no había zonas con agua estancada para poder hacerlo. Según las palabras de Carpenter, “ciertamente, su reacción inicial a los grandes espejos era una experiencia completamente nueva para ellos”, y añade, “estaban paralizados. Después del sobresalto, empezaron a cubrir sus bocas y a balancear sus cabezas, se quedaron atónitos ante sus imágenes y sus posturas delataban gran tensión”. Carpenter interpretó estas reacciones como terror a la autoconciencia y lo comparó con la situación a la que Adán y Eva hubieran vivido tras comer la manzana prohibida.

Al margen de interpretaciones personales, la capacidad de reconocerse en un espejo es algo raro entre los seres vivos que habitan el planeta. La mayor parte de los animales creen ver a un extraño cuando se les confronta con imágenes de sí mimos ya que en una primera exposición suelen atacar a su propia imagen o incluso iniciar rituales de cortejo. Aunque no se descarta su existencia en otras especies, hasta el momento, sólo un pequeño grupo de mamíferos selecto hemos dado muestras de poseer esta capacidad.

La conciencia puede definirse de varias maneras, pero desde la primatología y el estudio de la evolución humana, asumimos que es la capacidad de ser consciente, de reconocer la propia existencia. Muchos científicos creen que este fue un paso determinante en la historia evolutiva del ser humano y la pieza que permitió el desarrollo de habilidades tan fundamentales como la creación de redes sociales complejas o ser capaz de imaginarse lo que otro piensa o siente.

Patricia, una hembra de chimpancé del Parque Zoológico de Santillana del Mar (Cantabria), se distrae contemplándose -y reconociéndose- a sí misma en el espejo.

En libertad, los primates encuentran su imagen del espejo bajo condiciones naturales en arroyos, lagos, ríos, etc. Pero como no podemos preguntarles directamente, Gordon Gallup desarrolló una prueba muy ingeniosa a principios de los setenta para comprobar la presencia o ausencia de conciencia en los primates no humanos. Ésta consistía en anestesiar a varios chimpancés y hacerles una marca de pintura a la altura de la frente, justo por encima de las cejas. Al despertar, se les mostraban varios espejos y se registraban sus reacciones. La mayoría de los individuos se rascaban la marca y olían la pintura. Después pasaron a inspeccionar partes de su cuerpo que de manera directa no son visibles como el interior de la boca, la zona baja de los genitales, la cara y los cuartos traseros. Ello demuestra que se percatan de que esa imagen en el espejo es la suya propia reflejada. Desde entonces, este test se ha convertido en la prueba clásica de la existencia de conciencia de uno mismo.

Una serie de experimentos posteriores con grandes simios en el que se usó el mismo procedimiento, probaron que además de los chimpancés, bonobos, orangutanes y gorilas también se reconocen a sí mismos, algo que no ocurre con el resto de primates. Muchos años después hubo varios intentos con elefantes, que fueron fallidos en un primer momento. Se cree que fue debido al pequeño tamaño de los espejos, ya que cuando se ha probado con piezas más grandes los resultados han sido positivos.

Diana Reiss, profesora del Hunter College de Nueva York, también demostró en el 2001 que los delfines adoptaban posturas que permitían ver la marca realizada y no otras, probando así la conciencia en esta especie. Estos resultados son una prueba más de la asombrosa convergencia evolutiva entre primates, cetáceos y paquidermos.

Verse en un espejo y reconocerse no es exclusivo de primates, otros mamíferos, como los delfines, también muestran esta respuesta.

Pero no todos los autores están de acuerdo con la validez de esta prueba. El etólogo de la Universidad de Colorado Marc Bekoff cree que este tipo de test son válidos para animales en los que prima el sentido de la vista, pero no para otros que perciben el mundo a través del olfato, como por ejemplo los cánidos. Bekoff ha inventado una prueba que promete impulsar un nuevo debate. Se trata de recolectar orina del sujeto de estudio y esconderla en el bosque después. A continuación, se pasea al individuo por la zona y se recogen datos sobre las diferencias que hay entre las reacciones a su propia micción comparada con la de otros.

Al margen de nuevas pruebas, que seguro aparecerán en un futuro, las respuestas del espejo por sí mismas son de poco interés, ya que lo realmente importante es lo que subyace a esta capacidad y la conexión con otras capacidades cognitivas. Por ejemplo, poder distinguir de una manera precisa en los ambientes sociales entre el “yo” y el “otro”, lo que permite el desarrollo de formas más avanzadas de intersubjetividad, mediante las cuales un sujeto puede conectar con el estado emocional de otro, tal como ocurre, por ejemplo, en las situaciones de ayuda y auxilio. Además, existe una correlación entre la habilidad de reconocerse a uno mismo en el espejo y otras formas de complejidad social y cerebral.

Vídeo sobre un proyecto de investigación estadounidense que intenta desentrañar si los delfines son conscientes de sí mismos al ponerlos ante un espejo.

De hecho, las neuroimágenes revelan que la parte del cerebro que está implicada en el reconocimiento propio, es la misma que usamos en la atribución de pensamientos y emociones a otros. Por ejemplo, las lesiones producidas en accidentes que se restringen al lóbulo frontal derecho, donde se cree que reside esta capacidad, demuestran un déficit en aspectos relacionados con la aptitud de imaginarse a uno visto por otros. Debido a esto, es probable que la teoría de la mente no pueda existir sin la base de la existencia de un autorreconocimiento, al igual que ocurre con el fenómeno de la imitación, que es otro precursor y elemento necesario para su aparición.

Un fenómeno interesante es que los primates humanos y no humanos no nacemos con esta habilidad sino que se desarrolla durante las primeras fases de la vida. En las investigaciones realizadas con niños, este indicador no suele aparecer antes de los dos años de edad, lo que implica que es necesario un desarrollo previo de estructuras neuronales. Por otro lado, la ausencia de autorreconocimiento en el espejo es característica de un gran número de desórdenes psicológicos. En unos estudios llevados a cabo por Anne Harrington en la Universidad de Harvard, pacientes diagnosticados de esquizofrenia y psicosis reaccionaron a menudo ante su propia imagen como si vieran a extraños. Existen asimismo indicios de que puede existir un déficit similar en enfermos de Alzheimer y quizá en autistas, ya que en el caso de estos últimos, el autorreconocimiento en el espejo se retrasa y a veces puede estar ausente.

Aunque falta mucho camino por recorrer y misterio por descifrar, cada día sabemos más de la ventaja adaptativa que ha supuesto para los seres humanos la aparición de la conciencia en la historia reciente de nuestra especie. Según la psicóloga Carmen Loureiro, gracias a que somos conscientes logramos un mayor grado de control y adaptación al ambiente. “Al reconocernos y reflexionar sobre nosotros mismos -añade la psicóloga-, estamos más capacitados para protegernos y mejorarnos. Ser conscientes de quiénes somos nos permite gestionar nuestro proyecto de vida y dirigirnos hacia metas de progreso”.



41 Respuestas to “La conciencia a través del espejo”

  1. Ferran Vendrell:

    Eduard,
    Solo como ejemplo. Mi abuela murio en 2003. Uno de los problemas que tenia era Alzheimer. Una anecdota graciosa en los anos previos a su muerte es que recurrentemente decia que habia un hombre en el bano y que le dejaba comida. Obviamente era ella reflejada en el espejo!
    Un post muy ilustrativo en el que, como casi siempre contigo, salgo aprendiendo algo despues de leerlo!

  2. Cecilia Moncloa:

    Cuando mi perro tenía 4 años, lo puse por primera vez ante el espejo, al principio no se reconoció, pero creo que se identificó al cabo de unos minutos, por su reacción considero que lo hizo ¿es posible? es grande, mezcla de mastín con pastor alemán

  3. Gori:

    Ferran, que interesante lo que comentas, no sabía que los enfermos de alzheimer podían no reconocerse en el espejo. Me da que pensar en cual es la clave para reconocerse

  4. Janet:

    un síntoma de las depresiones profundas es que la persona no se reconoce en el espejo, o tienen una percepcion desvirtuada, como pasa en gente con transtornos alimenticios, etc…la percepcion de la conciencia va mas alla de saber que el de la imagen soy yo, esa es una faceta. Los niños aunque se reconozcan en el espejo por ejemplo sienten que son uno con la madre durante mucho tiempo, y si no se rompe ese vínculo también se producen transtornos psicológicos importantísimos….creo que el que existan animales que se reconocen nos enseña que la ´inteligencia´es una larga escalera con distintos peldaños, y que debemos olvidar ya la idea que esa escalera nos pertenece, aunque estemos un pelín más arriba.

  5. Sonia:

    ¿Sería entonces perjudicial poner a mi perra frente al espejo? Ya que como comentas, son animales que se guian por el olfato, ¿sería entonces dañino para su condición como can y podría desequilibrarla?
    En un programa conocido de perros, exactamente “El Encantador de perros”, se daba esa situación. El perro se enfrentaba al espejo pensando que era otro perro ya que no reconocía su imagen, y el problema, en base, era que no utilizaba el olfato. Por tanto, ¿se podría considerar perjudicial para ciertos animales el intentar se conscientes de si mismos?

  6. Lilian:

    Una de las cosas que me llama la atención, es que en estos tiempos en que la imagen personal es escencial para presentarnos ante los demás, pasamos mucho tiempo viéndonos ante el espejo, decorando, mejorando, asicalándonos para presentarnos ante nuestros semejantes y dar una “buena impresión” de quiénes somos, o queremos ser. ¿Se podría llamar eso tomar conciencia de lo que queremos esconder, tras la exagerada preparación del exterior?. o ¿Nos damos cuenta de las falencias interiores y nos aplicamos en mejorar las exteriores para que las primeras( que son más dificultosas de resolver), pasen a un plano menos importante?.

  7. Teresa:

    Muy buena la entrada, Pablo. Interesantes experimentos… Gracias.

    Por cierto, chic@s, este es el blog de Pablo Herreros, no de Punset (aunque él lo tenga enlazado).

    Un saludo a tod@s.

  8. El que diga que no venimos del mono debería ver estos dos vídeos. El que no también… « El blog de Petit:

    […] 23 Sep Deberías, además leer el este post de Pablo Herreros, pincha aquí […]

  9. Sergio Linero:

    Como siempre Don Eduardo nos hace reflexionar profundamente. Imaginad el miedo que puede pasar alguien con alzheimer al ver a un extraño en el baño. Escalofriante, no creeis.

  10. Jose:

    Que impresionante me parece el estudio sobre los delfines , que me digan de un primate hasta cierto punto me parece creible? pero de un delfin aunque siempre se ha dicho que son muy inteligentes la verdad que es para mi una revelación, es increible hasta donde esta llegando la ciencia.

  11. sargentopez:

    Yo conozco un caso que fue diagnosticado de esquizofrénico (probablemente mal diagnosticado porque actualmente está plenamente recuperado) que me decía que mirandose al espejo podia evitar sufrir las crisis esquizoides.
    También recuerdo una vez que a altas horas de la noche, estando servidor en un estado etílico bastante salvaje, intenté salir de un local por un estrecho pasillo y un tipo con una cara bastante rara se me puso delante impidiéndomelo. En efecto, no pude esquivar al extraño y terminé comiéndome un espejo.
    Bueno, parece demostrado, el alcohol también puede hacer que se pierda la autoconsciencia.

  12. Roberto:

    Tengo 29 años y viví, en una ocasión, una situación muy desagradable que no he podido olvidar. Me encontraba en un bar que tenía espejos en algunas paredes, y al pasar por delante de uno de ellos me miré y no me vi a mí, vi a un tipo agresivo y ciertamente desagradable del que tuve miedo y una sensación absoluta de ansiedad y necesidad de salir corriendo y protegerme, también de avisar a los demás de que en ese lugar se encontraba un tipo realmente peligroso que sería capaz de hacer cualquier cosa. Lo miraba, y aun siendo consciente de que se trataba de mí mismo, hubo un momento en que la imagen del espejo parecía tomar conciencia y dominar mis movimientos y pensamientos, hasta el punto de que llegué a pensar si no era yo, en realidad, la imagen reflejada en un espejo de ese hombre real que se miraba en mí. Cerré los ojos, respiré hondo, tratando de recuperar el sentido común ante un hecho que yo consideraba francamente ridículo y, al volver a abrir los ojos, ahí seguía el hombre, ahora con una sonrisa terrible y enorme y una mirada desafiante que me encogió el estómago. Él sonreía, y yo me llevé las manos a la cara y pude comprobar que no había en ella ningún matiz de sonrisa ni de tensión muscular. Salí de aquel lugar, y desde entonces no he vuelto a ser el mismo, me siento asfixiado cuando estoy con otras personas y deseo desaparecer de manera fulminante en cada segundo de mi vida.

  13. rosa:

    Yo un dia fui de compras a una tienda de ropa ,y estaba tan entretenida que choque con una señora, cuando me disculpe con ella me di cuenta de que vestia como yo ,y cuando fui a comentarle que encima ivamos vestidas iguales me di cuenta de que era yo reflejada en un espepejo .lo que demuestra que si estas distraida tampoco te reconoces .

  14. Jose Manuel:

    este articulo me a recordado a cuando era pequeño me acuerdo que tenia un espejo a ras del suelo entonces puse a mi gata yesi delante del espejo, su reacción fue defensiva, se puso de lado y con los pelos de punta, no se reconocía a si misma, soltaba flores (como si tuviera delante un perro) y se ponía agresiva, cuando la cogí estaba muy tensa
    Nota: si es tan amable mándame un mail para saber que has leído mis reflexiones y no pensar que esta que estas reflexiones mías no caen en saco roto. gracias por el artículo Eduart

  15. Pablo Herreros:

    Estimada Sonia, puedes poner a tu perro enfrente del espejo cuantas veces quieras porque acabará por acostumbrarse a esa imagen. Otra cosa es que sea consciente de que es un reflejo de sí mismo. Las investigaciones realizadas hasta ahora, arrojan resultados negativos con esta prueba. Eso no quiere decir que los cánidos no tengan conciencia, ni mucho menos, sólo que no hemos podido probarlo por el momento. Como puedes leer en el artículo, se están diseñando otras pruebas para animales que tienen más desarrollados otros sentidos que no son la vista. Muchas gracias por el interés y los comentarios. Saludos. Pablo.

  16. Pablo Herreros:

    Mensaje leído, Jose Manuel. Muchas gracias por compartir vuestras experiencias en el blog. Son fantásticas. Abrazos. Pablo.

  17. Pablo Herreros:

    Hola Lilian

    Efectivamente, los primates deseamos manipular el “yo público” constantemente e influir en lo que los otros piensan sobre nosotros. Por ejemplo, se cree que los hombres vamos menos al médico y nos hacemos los duros cuando nos caemos al suelo para no informar de nuestra debilidad a otros machos que podrían tomar ventaja de esa situación temporal de vulnerabilidad. Por pruebas realizadas recientemente, es a partir de los cinco años de edad que nos damos cuenta de la relevancia del prestigio. Los expertos en teoría de juegos apuntan también a que tan importante es ser bueno como parecerlo.

    Maquillajes, rayos uva, cirujía estética, depilación, etc. Todos estos hábitos están relacionados con mandar información errónea al grupo sobre nuestro estado físico y mental. Se trata de parecer más joven, más fuerte y más sano de lo que realmente se es.

    Saludos. Pablo.

  18. Elena:

    Hablando de perros… hay una habitación en mi casa que tiene un gran espejo; es habitual que mi perro (un pastor alemán de 4 años) pase por allí y se quede mirando al espejo. Creo que se ha acostumbrado a verse en él pero no sé si es consciente de su imagen. Lo gracioso es que cuando yo entro en la habitación (la puerta está situada a sus espaldas si él está mirando el espejo) tengo la sensación que reconoce mi imagen pues inmediatamente me mira a través del espejo y se gira. Puede reconocerme a mí, pero no sé si tiene conciencia de sí mismo.

  19. Sonia:

    Gracias Pablo por tu aclaración.
    Y enhorabuena por tu blog Somos Primates, me encanta. Un abrazo.

  20. Ángeles Martínez Rica:

    Siempre he sentido fascinación por los espejos, en especial por los de forma ovalada. Se siente cierta incertidumbre a la hora de ponerse delante de un espejo que no conocemos. Creo que es porque algunos ofrecen cierta imagen distorsionada de nosotros mismos y todos somos un poco Narcisos.

    Genial este artículo y los videos que lo ilustran !!!!

  21. alicia:

    mi hermana gemela dice que el nombre de “ALICE” es la clave del espejo y la consciencia que rebate definitivamente la teoría de la cosmología actual y la teoría de la relatividad. en la cosmología actual también tienen otro “ALICE” como el acrónimo de : A Large Ion Collider Experiment = ALICE. este experimento está basado en la colisión de hadrones CERN en suiza que pretende demostrar el origen del espacio-tiempo-gravedad.
    pero “ALICE” el del cuento ALICIA en el país de las maravillas, rebatirá al otro ALICE el de los hadrones. simplemente porque el cuento de alicia en el pais de las maravillas ya existía antes que la CERN. y el espejo del cuento es el que prevalece, porque el universo se entiende a través de los espejos encantados de los cuentos.

  22. wendy:

    siempre he intuido que la escalera de la inteligencia no pertenece sólo a ser humano, y ahora parece se está encendiendo una pequeña luz al final del túnel, es emocionante!

  23. Tweets that mention Somos Primates » La conicencia a través del espejo -- Topsy.com:

    […] This post was mentioned on Twitter by SUMDEX , Victor Alba, Marilyn Galletita, Rachel BenzMorgan, che meotana and others. che meotana said: RT @epunset: ¿Has puesto alguna vez a tu mascota ante un espejo? ¿Se ha inmutado? ¿Por qué hay especies del reino animal,… http://fb.me/JQ9viwqm […]

  24. Dionisio Gil:

    Quizás para un que a un animal le interese su imagen en un espejo, deba de tener que importarle cómo ven los demás su imagen en el grupo.
    Quizás fuese una buena terapia, para algunos tipos de enfermedades, tener un espejo grande donde poderse uno ver a menudo.
    Quizás un poco de terapia de espejo nos ayudase a integrarnos más en nuestro grupo.
    Yo recomiendo mirarse al espejo en grupo.

  25. conchiher:

    Muchas gracias, Sr. Herreros por su estupendo artículo y sus vídeos, los espejos nos tienen subyugados y nos dominan, siempre nos quedamos esperando su aprobación antes de salir a la calle. Pero al final ¿alguna vez nos convencen del todo? Puede que en el fondo sepamos que no es total la realidad que reflejan. El interior de cada uno queda oculto.

  26. Fina Blàzquez:

    Tinc una magnífica amiga “gens primate de pel”. . que d´adolescent deia.. “jo vaig pel carrer tota tiesa.. perquè em sento molt bé i guapa “… i em veig en un mirall … y ¡ostres! quina decepció. ES ESTUPENDA.. increïble com era.

  27. Kraso:

    Yo también soy gemelo y me complace estúpidamente observar comportamientos extraños en otros gemelos… si es que al final vivimos en nuestro propio mundo, jo… ¿empatía? ¿psicopatía?..jajajaj!
    Pero hablando del tema: sí, yo ponía a mi hamster delante del espejo también; lo dicho ;-P

  28. Nube:

    No todos los animales ven del mismo modo, quizás eso explique que algunos no sean capaces de reconocerse en un espejo, puesto que verán una imagen distorsionada o en unas frecuencias de color diferentes a como las percibimos nosotros.

    Observando la reacción de perros frente al espejo, al principio, no se reconocen, pero después ignoran el reflejo cuando comprenden o que no es peligroso o que son ellos mismos.

    -Espero que sigas publicando mucho sobre inteligencia y comportamiento animal y que mucha gente llegue a descubrir este blog y entender lo que somos realmente.

  29. La conciencia a través del espejo | Cienciataller's Blog:

    […] http://www.somosprimates.com/2010/09/la-conicencia-a-traves-del-espejo/ […]

  30. Carlos:

    Igual que Sonia a mi perro le gusta mirarse en el espejo. Yo diría que es consciente que está frente al espejo porque cuando me coloco detrás de él y le hago gestos enseguida reacciona girándose hacia mi.

  31. Ana:

    Quiero darle las gracias por sus interesantes artículos; disfruto mucho con ellos.
    Acabo de recordar una anécdota que me ocurrió hace años. Teníamos un tití, llamado Pepe, que tenía por costumbre sentarse en el hombro de mi madre. Un día ella se estaba depilando las cejas con un espejo de mano y Pepe, al verse en el espejo, intentó agarrar la imagen por detrás del espejo pero sin moverse del hombro. ¿Pensaría que había otro? Cuando veía la imagen de mi madre, no intentaba lo mismo.

  32. María Pardo:

    He tenido el gusto de poder observar los diversos reportajes y he leido también los artículos que les acompañan….y tras el periodo de reflexión que siempre me sugieren, he llegado a pensar…QUE NO SABEMOS NADA (y me refiero al género humano!).
    También comentar que creo que aportan mucha información y bastante objetiva!.

    También comentar que con la LA CONCIENCIA he creído enterder, desde siempre, que que se le atribuye casi con exclusividad al ser humano…y no entiendo la razón porque en ocasiones son los animales los que pueden “dar clases” al hombre…y esto me recuerda………………………cuando apareció esa noticia en prensa de un perro atropeyado en la carretera y su compañero/a, a su lado……o esas informaciones contradictorias que nos indican que el elefante es un ser inteligente y luego…no tiene conciencia de sí mismo…….Pues no lo entiendo!

    En realidad creo no ser muy objetiva al respecto, me gustan los animales, pero la objetividad es algo bastante relativo!

  33. Janet:

    No lo entiendo muy bien… a primera vista, puede ser que una apariencia ´saludable´a golpe de gimnasio, dieta y cirugía pueda resultar llamativa, pero creo que a la hora de valorar, un hombre que se pasa medio día en el gimnasio mirándose en el espejo, no parece tener mucho tiempo libre para ser una pareja generosa y un padre entregado…Por otro lado, el cánon de belleza femenino, no me parece muy ligado a la idea de ´hembra fértil´ y tampoco a la salud (salvo excepciones, claro). ¿Y cómo nos afecta ser conscientes de lo artificial de todo esto?Gracias por el artículo, como siempre

  34. Masgüel:

    El cerebro de los cetáceos no solo es mayor que el nuestro. Su corteza (área responsable de los procesos cognitivos) está mucho más plegada sobre sí misma. Es, en definitiva, mucho más complejo. Quzá nos equivocamos al creer que somos la especie con el psiquismo más desarrollado del planeta.

  35. Pablo Herreros:

    Efectivamente Janet, no todo son elementos relativos a la salud física. También entran en juego otros factores como la seguridad, el acceso a recursos, defensa y fidelidad. Esta última parece ser una característica seleccionada por las mujeres en las últimas décadas. Gracias por los comentarios. Estoy fascinado por las experiencias que habéis compartido sobre vuestras mascotas y seres queridos. Gracias otra vez. Pablo Herreros.

  36. Ghash:

    A los humanos nos encantan los espejos. Los espejos son una herramienta que nos permite ver con los ojos de otra persona. Nos sirve para imaginar o saber cómo nos ven los demás. Y eso es importantísimo para nosotros.
    Los humanos, somos animales sociales que vivimos en manadas o grupos regidos por unas normas bien definidas. Para poder sobrevivir, y que el grupo nos acepte, debemos hacer todo lo posible por agradar al líder y a los componentes del grupo. Por eso nuestra mente, siempre trabaja en estar a la altura de las circunstancias y trabaja para adaptarse al grupo al que quiere permanecer.
    Por eso, nos gusta tanto cuando nos dicen: que buen aspecto tenemos o que guapos estamos. Porque eso hará que nos integremos mas en nuestro grupo.
    Si no tenemos gente que nos lo pueda decir, siempre podemos recurrir a los espejos, donde nuestro otro yo, hará las veces de amigo y nos dirá que tal estamos.
    Pero ya se sabe que todo no puede ser de rosa, y a veces nuestro otro yo nos juega malas pasadas, y en vez de vernos estupendos, nos ve totalmente al contrario.
    Así que no hay que hacer mucho caso de nuestro otro yo , ni en general de los individuos que formas nuestra manada, ya que es muy difícil saber si cuando nos dicen que estamos guapos lo dicen de verdad, o solo es un truco para que ellos si sean aceptados en el grupo.
    El ser humano es muy complejo, y sus relaciones sociales y emotivas todavía más. Así que solo faltaban los espejos para liarnos más, y hacer que nuestra mente se vuelva más inestable de lo que es.
    Estoy seguro que sin espejos la gente viviría mejor, aunque reconozco que sería un coñazo afeitarse sin ellos.

    Un amigo Kull.

  37. ¿Es el ser humano superior al resto de seres? | Kaos Klub:

    […] principios de los años 70 Gordon Gallup desarrolló una prueba ingeniosa: anestesió a varios chimpancés y les hizo una marca de pintura en la frente. Al despertar, se les […]

  38. agustin fernandez del castillo suardiaz:

    Hola a todos,

    Estimado Pablo,

    Creo que la Conciencia como tal, que nos permite atestiguar los contenidos mentales y así poder objetivarlos, requiere de poder tomar cierta distancia, para poder servirnos de ella y poder ejercitarla. O sea, que haya un hueco real, o al menos imaginario, donde observador y observado, estén aparentemente separados y que permita el autoreconocimiento que ahora matizaré.

    Me parece que aporta cierta luz al tema del espejo, el contextualizar la Conciencia y las formas limitadas de presentarse esa conciencia, con otro aspecto esencial que va a ser * la aparición del Amor , * la expresión de los distintos escalones de ese amor y * la aparición del elemento AIRE que será el vehículo o el medio que hará posible que aparezca ese hueco o espacio, donde el Amor y las diferentes formas de integración con el otro, o los otros, van a tener lugar. A mi juicio es el grado de implicación con el exterior, el que determinará lo grande o pequeño de ese hueco, donde luego nos reconozcamos con la imaginación, o en el espejo.

    El mundo que hace accesible la Conciencia siempre es un mundo de fuerzas, de energías, de pares de opuestos atrayéndose o repeliéndose.

    – Toda la energía retenida por un león que pasa el 85% de su tiempo descansando, TENDRÁ EN SU PRESA, EL ESPEJO DONDE SE RECONOZCA toda su agresividad interior.

    – Cuando el gato y el perro me ven, yo soy el espejo donde sus emociones reflejadas en su cola ya se reconocerán.

    – Cuando yo paso horas y horas enseñando en cautividad al delfín, todos esos espacios que yo le abro a su conciencia animal, para que él pueda desplegar otra forma de vida/conciencia – ya no atenazada por el miedo y la supervivencia – serán el espejo donde el Amor y la Conciencia del delfín expandiéndose, van a encontrar un vehículo de reconocimiento y actualización.

    – El burro atado a la noria, al que le ponen delante una zanahoria para que nada más verla, ponga en marcha la rueda del molino, parece tener pegado con pegamento ESE HUECO y parece por ello, por su incapacidad de distanciarse de lo que ve, que no vaya a salir de su situación por algunos años, para contento del molinero.

    – La compulsión que reflejan con el olfato el perro y el gato, en las ocasiones que la hembra está en celo, presenta un panorama parecido a lo que le ocurre al burro con la vista. Su comportamiento compulsivo nos habla de una forma de conciencia sin abrir, sin aire, SIN HUECO, sirviéndose del otro, pero sin tener en cuenta al otro.

    – Esa distancia máxima de la que goza el águila sobrevolando el mundo, no parece que suponga tampoco una conciencia integradora, pues su pico y la fuerza de sus garras, delatarán que siempre su ojo y su ver, están supeditados a estar todo el día mirando cómo sacar partido de la carroña.

    Por tanto, quizás estos ejemplos gráficos, AYUDEN A RELACIONAR LA CONCIENCIA, y la existencia de ese hueco para distanciarnos de lo que vemos y que nos permitirá reconocernos, CON LA APARICICIÓN, además del hecho en sí de la Conciencia, con las formas y maneras de cómo se va ir haciendo permeable el Amor como fuerza o energía, * que buscando siempre expresión y * abriéndose paso desde nuestra oscuridad y nuestro interior, * llevará todo unido hacia el crecimiento y la integración. Y que se expresará en comportamientos como la visceralidad o agresividad, la sexualidad, la emocionalidad, o el sensualismo etc )

    El Amor tiene que abrirse paso desde lo oscuro, desde la irracionalidad, desde la ausencia de hueco, hasta un punto final que podríamos situarlo en una conciencia global completamente desplegada y con los 5 elementos actualizados. Hago referencia a los elementos y concretamente al Aire pues aire, supondrá unir dentro y fuera, expresión, contacto, relación, integración con el exterior, con el otro y los otros etc.

    Solo mirando no me integro, ni integro al exterior. Siendo y abriéndome a lo que soy, SI INTEGRO, si uno dentro y fuera, porque el motor que me mueve DESDE DENTRO solo avanza en ese sentido expansivo, transformador e integrador.

    Me gusta pensar que solo somos una unidad y por tanto, a partir de la domesticación de los animales, es esa mayor conciencia que despliega el ser humano, la que impone su ley y obliga a lo más limitado a abrirse, a salir de su limitación. El hecho de que los monos en cautividad respondan más al percibirse a si mismos en el espejo, personalmente lo relacionaría con lo siguiente : Cuando yo miro un animal salvaje, su ojo, solo delata la alerta general de todo su cuerpo. Normal por el hecho de la supervivencia. Ese miedo, impide apertura alguna de hueco alguno , relajación alguna, para permitirse cines imaginarios en el interior.

    En un animal domesticado que tiene un trabajo fijo y comida gratis, parece que como nos pasa a los humanos, el miedo y sus ataduras, va cediendo, va abriéndose y va permitiendo lo que reflejará todo ese mundo de la emocionalidad, donde el elemento aire, irá tomando ya mayor protagonismo. Y toda esa energía gastada a raudales en la propia supervivencia, y consumida por el propio miedo, se encontrará de repente sobrevolando el panorama y buscando novia.

    La aparición de la imaginación, lo que representará la capacidad de alimentar estados interiores que ya se reconocen , a lo mejor tiene que ver con la ausencia de miedo y con algo que a lo mejor, tiene que ver con energía retenida en las tripas y que estará todo el rato mandando avisos al cerebro para su actualización; lo que creará ese hueco de la cabeza una pantalla provisional donde reconocerse. Y que no la necesita o no se la puede permitir el animal en la sabana africana, atento siempre a quién va a servir de comida ese día. ( En los humanos la vemos con el parloteo mental ). Toda la flatulencia de los grandes simios y las tripas hinchadas de ellos, a lo mejor reflejan algo de esto que nos permita relacionar retención en la tripa y la capacidad de imaginación.

    Cuando hay retención en el estomago y tripas, me obligo a respirar para mover lo retenido y hay una necesidad de una mayor presencia de aire que la que ocurre en otras circunstancias, lo que facilitaría la creación de ese hueco que abre la materia, que la permeabiliza y que va abriendo el cuerpo y conociendo peldaños de esa escalera con sus distintas formas de conciencia y expresión de la misma.

    La imaginación parece tener un punto final, porque en la persona, la aparición de la respiración consciente, impide que la imaginación se ponga en marcha, mientras tiene lugar esa respiración consciente. Lo que obliga a salir, de todo lo que representen estados interiores y su reconocimiento. Y demanda profundizar en para qué tenemos la capacidad de conciencia global.

    Lamento la extensión.

    Un saludo,
    http://agustinfernandezdelcastillo-eltestigo.blogspot.com/

  39. MARTA DANS ETOLOGIA CANINA:

    Me encanta….. por supuesto, los perros se reconocen en el espejo.

  40. domi ¿Es el ser humano superior al resto de seres? | Maestroviejo's Blog:

    […] principios de los años 70 Gordon Gallup desarrolló una prueba ingeniosa: anestesió a varios chimpancés y les hizo una marca de pintura en la frente. Al despertar, se les […]

  41. Soltero32:

    Yo he comprobado por mi mismo reconocimiento en delfines, chimpancés y urracas. Y he leído que los elefantes también lo hacen. Seguramente esta lista es extensible al resto de córvidos y algún cetáceo marino más. Reconocerse en el espejo es algo extraordinario. Cualquier animal de los que cuentan con esa capacidad llegarían a límites que nos sorprenderían si recibieran un adiestramiento similar a los niños que reciben educación especial.

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: