Autor: Pablo Herreros Ubalde 5 Noviembre 2010

Hace unas semanas di una charla titulada igual que este blog, “Somos primates”, que buscaba transmitir lo mismo que cada semana transmitimos en este espacio: el vínculo existente entre el hombre y el resto de los primates, repasando algunas de las capacidades tradicionalmente consideradas como humanas. Lo que sigue es un resumen de la charla.

***

Los grandes simios son nuestros parientes más cercanos. Nos gusta pensar que somos completamente diferentes, los más listo del planeta y que dominamos el mundo, pero… ¿realmente lo somos? Compartimos el 98% del ADN con los chimpancés, y un 96% con los gorilas, ¿qué hay en el ese pequeño porcentaje restante? Hace pocos millones de años, éramos la misma especie. Con el apoyo de los siguientes vídeos, exploraremos el hecho de que todos somos primates.

Conciencia

Durante siglos, teólogos, filósofos y humanistas de todas las tendencias han especulado sobre la naturaleza de la conciencia, siempre desde la premisa de que es algo exclusivamente humano.

La conciencia puede definirse de varias maneras, pero desde el estudio de la evolución humana, creemos que es la capacidad de ser consciente y de reconocer la propia existencia. Probablemente éste fue un paso determinante en la historia evolutiva del ser humano y la pieza que permitió el desarrollo de habilidades tan fundamentales como la creación de redes sociales complejas o ser capaz de imaginarse lo que otro piensa o siente.

Para probar esta hipótesis con grandes simios, les enfrentamos ante la imagen de sí mismos con la ayuda de un espejo como se puede ver en el siguiente vídeo.

Cooperación

La idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.

A través de sus observaciones, Charles Darwin intuyó que el altruismo había jugado un papel fundamental en la evolución de las especies, pero no supo encajarlo en el marco de la selección natural. Era consciente de que representaban una amenaza para su teoría porque en un primer análisis existe una contradicción, puesto que todas las formas de cooperación conllevan un grave riesgo de ser explotado por compañeros egoístas. Para un individuo, colaborar no es siempre la estrategia más útil en un entorno de compañeros insolidarios, pues su supervivencia se verá seriamente afectada.

Reciprocidad y altruismo

Durante siglos, la idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.

Es fácil observar en cualquier situación cotidiana que la especie humana posee una fuerte tendencia a ayudar a otros. En un principio, el propio Charles Darwin tenía problemas para explicar ciertas conductas de cooperación y altruismo presentes en la mayoría de los organismos, y aunque suponían una seria amenaza a sus ideas, intuía que habían jugado un papel clave en la evolución.

Paciencia y autocontrol

En muchas ocasiones los beneficios de esperar son mayores que los beneficios de actuar de inmediato.

Ser paciente y demorar una recompensa no es sólo importante para los humanos sino también para los animales, pues la eficacia biológica depende en ocasiones de maximizar los beneficios.

La capacidad de renunciar a las recompensas inmediatas al hoy, en favor de algo mejor
mañana.

La agricultura y la ganadería, o incluso estudiar, entre otras muchas, son estrategias que están basadas en inhibirse de satisfacer impulsos presentes, con la expectativa de conseguir algo mejor en el futuro.

La risa y el contagio emocional (Risa y bostezo)

El contagio emocional es la tendencia a sentir e interiorizar emociones similares a las que observamos, y de la misma manera, condicionar las de otros. Es un proceso en el que la persona es influida y a la vez ejerce influencia sobre las emociones y comportamientos de otras personas o grupos. Esto suele ocurrir a través de la inducción consciente o inconsciente de los estados emocionales, lo que finalmente nos permite experimentar las sensaciones que en principio nos son ajenas. Reacciones corporales, expresiones faciales involuntarias, posturas inconscientes, lenguaje, el tono de voz, el acento, el léxico y un largo etcétera.

Nuevas evidencias del contagio emocional provienen de la investigación neurocientífica sobre neuronas espejo, realizadas con macacos en la Universidad de Parma, por el grupo liderado por Giacomo Rizzolatti. Este neurocientífico probó que el vínculo existente entre observar y ejecutar uno mismo la acción es tan grande y sus efectos, tan similares, que en ocasiones se confunden. Asimismo, existen otros fenómenos que descansan sobre los mismos mecanismos cognitivos y que además son pruebas de su existencia, son el contagio de la risa y el bostezo. Éste último ha sido probado con éxito en chimpancés, lo que sugiere que compartimos circuitos neuronales similares con los grandes simios.

Memoria

Los seres humanos somos capaces de recordar multitud de datos e incluso memorizamos con cierta facilidad cadenas de números complejas como son los teléfonos, documentos de identidad, claves de seguridad y un sin fin de cifras de todo tipo.

Sin una poderosa memoria no podemos recordar a nuestros amigos y a nuestros enemigos, además de aprender de la experiencia acumulada.



13 Respuestas to “Habilidades en común”

  1. Nerede:

    Me encanta descubrir como hay gente que se esfuerza en demostrar que aminales humanos y no humanos tenemos muchas cosas en comun, podria decirse que la mayoria. Puede que si los seres humanos conseguimos superar el antropocentrismo que domina nuestro pensamiento podamos relacionarnos de una manera mas sana y menos dominante con el mundo que nos rodea.
    Sin embargo el mero hecho de utilizar a esos primates para alcanzar esa meta supone ser antropocentrista. Acaso el conocimiento humano vale mas que la vida en libertad de esos primates?

  2. Hugo:

    No hace falta que lo diga, pero… qué grande es este blog, leñe 🙂

  3. enrica:

    he fantastico me refiero al programa de la mente humana y de los chimpancé ,,,he sempre dicho que los animales piensan, tienen su propria mente .muchas gracias

  4. Encarna De La Rosa:

    Tenemos a nuestros primos en franco menosprecio,son fantásticos.Realizan actividades en conjunto,son capaces de cazar sin emitir un sonido, en grupo y pasar desapercibidos.Son extraordinariamente humanos,como nosotros primates y además tienen un conocimiento claro de su propia imagen y existencia,como hemos visto se reconocen en un espejo saben que son ellos,una clara carecteristica humana-primate.

  5. Maria Teresa Ricart:

    Es importante que se conozcan todas las habilidades de otros seres, para no creer que somos los únicos, pero pienso que todo en su medida, ni nosotros somos los mejores ni los otros son como nosotros. Todos somos distintos y las habilidades de los chimpances o gorilas, pienso, que tienen una diferencia con las nuestras: durante siglos, la humanidad ha ido evolucionando hasta hoy y los primates repiten lo que nosotros les enseñamos a unos individuos

  6. Ciencia y Origen:

    Genial Pablo!!

    una recopilación de todo lo expuesto las últimas semanas para poner todas las cartas sobre la mesa. A ver si ahora alguien tiene alguna duda sobre el parentesco evolutivo de los grandes simios y los hominidos.

    Un saludo.

  7. Irene:

    Esta claro que los simios son inteligentes,tienen paciencia ,memoria y que sienten las emociones igual que nosotros.Tedriamos que unir esfuerzos para respetar su habitat y que fuera una especie protegida como tantas otras porque en ellos vemos reflejado como eran y como vivian nuestros antepasados .El que lo niegue, esta negando nuestros origenes.Esto se lo tendriamos que decir al Papa de Roma, aprovechando que va a estar unos dias en Barcelona. Que los observe, solo un poquito .

  8. David:

    Increible…….yo pienso que los chimpancés no deberían considerarse otra especie ajena a los humanos, sino como otra raza

  9. Federico Bogdanowicz:

    Estimado Pablo: en primer lugar, permíteme darte la enhorabuena por tu valioso y siempre interesante trabajo de divulgación y reflexión. Intuyendo tu interés, y con motivo de la próxima visita de la primatóloga inglesa Dra. Jane Goodall, nos gustaría invitarte a su charla abierta en la Biblioteca Nacional de Madrid el miércoles 10 a las 19hs. Puedes confirmarme asistencia en mi mail. Disculpa el medio “abierto”, pero no he podido encontrar tu mail de contacto directo.
    Ojalá puedas asistir a este charla, que seguramente dejará momentos imborrables.
    Saludos cordiales,

    Federico Bogdanowicz
    Director ejecutivo
    Instituto Jane Goodall España

  10. Amanda Alcala:

    Es realmente FASCINANTE el mundo de los primates. A veces me pregunto
    en que parte de su Evolucion dejo de desarrollarse su sentido AURICULAR.

  11. Pepo:

    Testimonio impresionante, más cuando seguro que esto es una pequeña muestra de las similitudes existentes. Me sorprende el reconocerme, reflejarme en algo aparentemente tan distinto a mí. Descubro en ellos características consideradas exclusivas de la especie humana, craso error. El hombre no inventó sus habilidades y capacidades cognitivas, fue más bien al contrario. En nuestra evolución se reinventan algunas de las características heredadas de nuestros antecesores, desembocando en lo que somos en la actualidad. No obstante, no hay que olvidar que la vida opera mediante unas reglas comunes a todos los seres vivos. El resto de animales no se asemejan a nosotros, nosotros nos parecemos a ellos.

  12. Pato Söhn:

    Hola, hace unos años diseñe con el Museo de la Ciencia de Valladolid un libro con algunas de estas preguntas que las hacían los mismos alumnos, se ilustraron y las diseñe para que sean más atractivas y divertidas.
    …espero que les guste!
    http://www.behance.net/gallery/Aramos-simios/844792

  13. hvgyhfuv:

    Cuales son las habilidades que desarrollaron los primates

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: