Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 Febrero 2012

El pasado 5 de noviembre fui invitado a realizar una ponencia para la organización TEDx Zaragoza 2012, sobre la relación entre el comportamiento animal y la felicidad. Aunque muchos no vean la conexión a primera vista, lo cierto es que las conclusiones que extraemos sobre las motivaciones que mueven a las personas y animales en el día a día, acaban influyendo en cómo interactuamos unos con otros.

Científicos y filósofos han malinterpretado durante siglos la verdadera naturaleza de los animales humanos y no humanos, trasladando una imagen egoísta y violenta de nosotros que se puede resumir en los términos «ley de la selva» o «ley del más fuerte». Desde esta posición, es difícil generar y mantener relaciones satisfactorias con otros primates; condición esta, según los expertos en psicología positiva, que influye directamente en la felicidad de las personas. Si pensamos que el hombre es malo por naturaleza, cada vez que alguien se acerque a nosotros, siempre dudaremos de si están tratando de aprovecharse o lo hacen desinteresadamente.

De hecho, los principios económicos del sistema en el que vivimos, parten de esta asunción negativa del hombre, según la cual, todos buscamos siempre maximizar nuestros beneficios, incluso si es a costa de los demás. Ahora sabemos gracias a los experimentos con primates que no es así. Existen poderosas fuerzas dentro de cada uno de nosotros que nos impulsan a la cooperación y el altruismo. No se trata de negar la existencia del egoísmo y la competición, sólo de lanzar el mensaje de que hemos centrado la atención en comportamientos negativos por demasiado tiempo y estos son solo una pequeña parte de la historia. Y esta es, sin duda, an idea worth spreading, es decir, una idea que merece la pena difundir.

Charla de Pablo Herreros en TEDx Zaragoza. Para actuvar subtítulos pincha en «CC» una vez le hayas dado a «play».



21 Respuestas to “Una idea que merece la pena difundir”

  1. Zapa:

    Interesantísimo. Me ha encantado. Muchas gracias por apostar por el buen humor y el altruismo.

  2. IsaacBertrán:

    bravo Koko!!!

  3. Marta:

    Mientras que no se acerquen con intención de estafar como un puñado demasiado grande de poderosos y alimañas (porque si no que alguien me explique la crisis o Somalia por qué estan así y en como nos encontramos por culpa de un grupo de codiciosos sin entrañas que someten al resto) en todo lo demás estoy de acuerdo.

  4. Somos primates…:

    […] a este enlace que me sugirió un buen amigo reflexioné un poco sobre el nombre de este interesante blog y sobre […]

  5. leonardo ortiz:

    donde puedo ver el video de Pablo Herreros subtitulado
    gracias

  6. Mª Dolores:

    Hola Pablo!!
    Es verdad que siempre desconfiamos y pensamos en negativo si tratan de aprovecharse o vendrán desinteresantemente nadie da nada por nada ,pero también hay gente buena y altruista que lo da todo por nada .Yo pienso que en esta vida hay de todo pero,yo soy positiva y creo que abunda mas lo bueno que lo malo.Como tu dices hemos centrado demasiado tiempo la atención en comportamientos negativos,y ahora hay que pensar en positivo.
    Un saludo Pablo

  7. Paco García:

    Mucha razón pero depende del árbol que te cobijas, para mi la necesidades de la sociedad, marquista y diferenciadora hace que seamos más desconfiados de nuestros semejantes, que para alcanzar sus objetivos todo vale.

  8. Mar:

    Siento mucho discrepar. Sería agradable pensar que el ser humano es bueno, un dechado de virtudes tan solo corrompido por la no-lógica de una sociedad malsana. Pero no es así. Basta echar un vistazo a la historia o al mundo actual para darse cuenta de ello, la gente se muere de hambre, se lían guerras por ideologías o intereses económicos de fondo, destruimos todo lo que hay de bueno en la naturaleza…Y no es cuestión de culpar a la sociedad, porque ¿Qué ha pasado en los periodos de anarquía que han sucedido a los grandes imperios? Sus ruinas nos dan una idea de todo. Y aunque todo eso fuera rebatible, la sociedad sigue estando formada por personas, no es algo ajeno a nosotros. Nosotros somos la sociedad.
    Desgraciadamente, el ser humano no es bueno por naturaleza, es la cultura con todo lo que implica -cualquier medio de sociabilización- la que nos da unos valores y nos orienta hacia otro modo de actuar y pensar. Bías, uno de los siete sabios griegos, dijo que la mayoría de la humanidad es mala; Bergson matizó que conforme van pasando los siglos, el ser humano se va volviendo más bueno. Yo lo suscribo, y es gracias a la cultura.

  9. Por que en realidad no natural no es ser malo « y que iba yo a contar:

    […] Somos Primates » Una idea que merece la pena difundir. Valora esto: Share this:CompartirFacebookTwitterCorreo electrónicoMe gusta:Me gustaSé el primero en decir que te gusta esta post. […]

  10. Chacho:

    Punset, paradigma de la verdad que nos distorsionan los de arriba.

  11. Josevi Olived:

    Admirado Sr. Punset gracias por su noble reflexión, pero llega demasiado tarde y al menos mi opinión es que despierta un efecto opuesto al deseado.
    Decía el admirado Ortega “A las minorías egregias les corresponde la ejemplaridad, al igual que a las masas les corresponde la docilidad”. Sabias palabras sin duda, pero utópicas si las situamos en la realidad de nuestros días.
    Los tremendos abusos practicados por ‘privilegiados y poderosos’ tanto individuales como institucionales, su falta o carencia de ejemplaridad, así como la instilación de miedos y mentiras en la sociedad, como una siembra que les reportarían pingües beneficios, hasta llegar a provocar una quiebra económica, es a todas luces un lamentable hecho que no admite discusión alguna.
    Buenas sus intenciones, pero admita que muerto el burro, ya de nada nos sirven sus bien intencionados consejos.
    Un cordial saludo.

  12. Victor:

    Lo malo es que los que organizan i dirigen la socidad no presentan este perfil altruista

  13. Carmén ,Jaén:

    Yo creo que el ser Humano por naturaleza tiende a compartir ya que somos una especie social, y la mayoría de la veces se obtiene más siendo bueno y altruista que malo, realmente la gente que llega lejos siendo mala es una minoría , pero una minoría que hace mucho ruido y es por estos que desconfiamos del resto. Yo personalmente conozco muchísima más gente buena que mala. Creo que la felicidad compartida siempre es mejor. De hecho la gente egoísta es menos feliz . Así que compartamos este mensaje … Me parece una muy buena noticia…

  14. menxu:

    interesante,pero el nivel del chico…¡es poco bueno!

  15. Balsa:

    Buenas.

    Y tanto que hay pruebas. Cuando un grupo de individuos de una manada tiene abundante comida a su disposición estos dedican más tiempo a relacionarse entre ellos, a jugar y a despreocuparse de algunos hábitos, ya que el estado de bienestar promueve los comportamientos benévolos; por el contrario, cuando estos grupos tienen que emplear su esfuerzo y energía en buscar alimento y agua dada su escasez, se obligan al traslado constante, aumentan las tensiones dentro del grupo, las relaciones son mucho menores y se comportan de manera más agresiva con sus semejantes cuando surge un conflicto. Evidentemente como sabe cualquiera, tener las necesidades básicas cubiertas con ciertas garantías ayuda a ser feliz, o dócil, y a establecer más relaciones, a comportarnos en definitiva de otra manera que si tuviéramos problemas para cubrir las necesidades básicas que nos obligan a mirar más por uno mismo.

    Ningún animal es malo o bueno por naturaleza; es el estado o estilo de vida de los individuos sociales lo que favorece un comportamiento u otro, lo que puede ser considerado bueno o malo dependiendo de las normas o prioridades establecidas dentro de una sociedad.

    En cuanto al sistema económico, mientras no salgamos de esta fagocitaria vorágine capitalista… Pero sí que es cierto que se va observando cierta tendencia global a mirar más por los demás y esto lo constata la historia, que de momento aguanta sin llegar a la 3ª. Personalmente te digo Mar, que no es la cultura la transformadora del pensamiento social, sino las necesidades (puntuales) de la época que viven las personas de las diferentes sociedades; sociedades que tienen `costumbres´ diferentes y cuyas mentalidades viven épocas diferentes; necesidades que ponen por encima de sus miedos, porque el `hambre´ lo vence todo, incluso las muertes que traen consigo las guerras; y una vez paliada la necesidad las tripas dejan de crujir, hasta que se vuelve a tener hambre. Lo malo de la moralidad es su doble filo; ¿tiene una sociedad derecho moral a decidir por otra cuál debe o cómo debe ser su cultura? Incluso en una sociedad utópica surgirán personas que se opondrán al sistema establecido, es inevitable, a menos que todas las personas sean títeres si pensamiento.

  16. @_kikevich:

    Todo esto que me recuerda a Maturana y su biología del amor, del amor entendido como la aceptación del otro como un otro legítimo en la convivencia, que es lo que hizo que un grupo de primates se convirtieran en humanos.

  17. Ideas que merecen la pena difundirse » Yo Evoluciono:

    […] Este post se publicó originalmente en Somos primates […]

  18. AstroCuantico:

    ¿Cuál es el código moral del altruismo? El principio básico del altruismo es que el hombre no tiene derecho a existir por sí mismo, que el servicio a los demás es la única justificación de su existencia, y que sacrificarse es su principal deber, virtud y valor moral.
    Dado que la naturaleza no le proporciona al hombre una forma automática de supervivencia, dado que él tiene que mantener su vida por su propio esfuerzo, la doctrina de que ocuparse de sus propios intereses es malvado significa que el deseo del hombre de vivir es malvado – que la vida del hombre, como tal, es malvada. Ninguna doctrina puede ser más malvada que eso.
    Sin embargo, ése es el significado de altruismo.

  19. Sergio Moliné:

    Muy apreciados amigos quiero compartir este mini ensayo con vosotros, que empieza hablando de Darwin…espero que os guste, si a alguien le interesa este tema puedo enviarle por e.mail el libro que he escrito: El Apocalipsis Zen. Un saludo muy cordial y hasta pronto.
    “Según la Biblia la llegada del ser humano a la tierra constituye un acontecimiento posterior a la evolución de las especies, una forma de culminación de un proceso puramente biológico, sometido durante millones de años a las mismas leyes darwinianas que guían a los demás seres vivos. Pero si hemos de creer lo que dice ese antiguo texto esta intervención no se hizo al azar sino de manera deliberada sobre una especie concreta elegida, por sus prometedoras capacidades, entre todas las demás.
    Esta teoría ni contradice ni demuestra nada, y es tan fácil de defenderse como de rebatirse, ya que no se puede confirmar ni refutar. En cualquier caso sí podría ser una metáfora aproximada de una realidad pasada en la que nuestra especie se enfrentó al reto formidable de emanciparse, de humanizarse, de manera más o menos consciente. Pasar de la infancia a la edad adulta resulta un momento difícil para los retoños de todas las especies, no solo para la nuestra, pero “para toda una especie” realizar este paso es algo muy complicado, una utopía, como se puede comprobar echando un vistazo a nuestra historia y parte de la prehistoria.

    El ser humano, dotado de unas prestaciones inigualables, se lanzó a la conquista del mundo, compitiendo en primer lugar con las otras especies y más tarde con sus propios congéneres. Esto último llevó a la idea mitológica de la creación de una raza especial, elegida por Dios, tras un periodo épico de preparación, de formación, entre todas las demás: la raza judía. Esto tampoco se puede demostrar, por supuesto. Esta raza se convertiría, por así decirlo, en la punta de lanza de toda la especie en su devenir histórico, y la situaría desde ese momento en el punto de mira de todas las demás. No sabemos si la raza judía ha traicionado o no la confianza, o la responsabilidad, que aparentemente se había depositado en ella pero no hay que olvidar el hecho de que según narra la Biblia el discípulo que traicionó a Jesús, supuesta encarnación de Dios, se llamaba Judas: un nombre que hace clara referencia a su ascendente judío.

    La pertenencia a una especie de Raza Elegida conduce a la idea de Pureza racial que suele estar impregnada de prejuicios sexuales. Por ejemplo, la madre de Jesús era virgen y por tanto pura¸ aunque yo opino que aquí “virgen” puede tener otro significado parecido al de “novato, nuevo o inexperto”, y que, por tanto, no estaría contaminado o mancillado por la experiencia; la interpretación habitual, sin embargo, apunta a que María, como madre de Jesús, representa un nuevo comienzo, el punto de partida de una nueva raza “cristiana”…una especie de segunda Eva. Esta falsa idea de pureza también se observa en algunas prácticas paramédicas tradicionales como por ejemplo la Urinoterapia que cuenta entre sus partidarios con personalidades de la talla de Gandhi y cuya práctica se dice que representa una especie de purificación del organismo ya que supone una especie de retorno a los instintos naturales de la infancia libre de las connotaciones sexuales de los adultos. Como si, intrínsecamente, estos ya no fueran naturales.
    De esta manera algo forzada se intenta que las creencias dirijan nuestros actos encauzando nuestros impulsos según el modelo u ejemplo que se aspira a generalizar. Es decir, se crea una meta de forma artificial, se la eleva a la categoría de mito y luego se obliga a toda una civilización a alcanzar esa meta por sus propios medios; así, tras varias generaciones de discriminación positiva uno ya debería poder contar con “clones” del modelo original que han asimilado de manera tácita unos determinados roles culturales y comportamientos tan eficazmente como si, en realidad, los hubieran comprendido por si mismos. Y el único problema de esta estrategia es, obviamente, que “no lo han comprendido por si mismos” sino que simplemente se lo han inculcado y que cuando uno no comprende algo es muy difícil que sepa a dónde se dirige; es muy fácil, por no decir inevitable, pasarse de largo o no llegar a tiempo en el próximo desvío cuando se nos obliga a circular a ciegas. La experiencia demuestra que es muy difícil adivinar de antemano qué rama del árbol dará fruto, según la Biblia unas ramas son “mejores” que otras y por consiguiente el fruto debería brotar de una de sus hojas, o de lo contrario Dios va a tener muchos problemas para justificar por qué ha elegido a una sobre las demás….

    Creo que educar debe consistir sobretodo en enseñar a compartir, a valorar lo que hace el otro, y así abandonar la cultura del desprecio que necesita siempre destruir a alguien para ser alguien. Debemos desterrar la cultura del “yo soy mejor que tú” por la cultura del “contigo me siento mejor”, pelearse es una opción muy mediocre porque mientras te peleas te olvidas de vivir, y llevamos tanto tiempo peleándonos que, sencillamente, ya hemos olvidado qué hacemos aquí. Pero para compartir es preciso tener un proyecto que de sentido a la convivencia, y no simplemente un conjunto de normas que mantengan el rebaño controlado, necesitamos dar el salto del control al autocontrol. Debemos organizarnos para compartir la vida y no para utilizarnos unos a otros, la manipulación constante en que se basan nuestras relaciones sociales es un síntoma inequívoco de que hemos creado una sociedad “discapacitada” obsesionada con fabricar cosas porque es incapaz de producir personas, como si mediante esta actividad frenética pudiese compensar sus otras carencias, como si su capacidad productiva pudiese redundar en alguna forma de perfección social. Cómo puede sostenerse una comunidad en la que el éxito se logra gracias a la habilidad para manipular a otras personas en tu propio interés? Una guerra “controlada” no es una sociedad, el control es simplemente una forma temporal de evitar el descontrol, de relegarlo a una posición de amenaza latente hasta que la próxima erupción no nos deje más remedio que intentar supervisar una vez más otra nueva explosión de fanatismo. Los delirios de grandeza consumista, moral, religiosa, militar, racial, política, etc conducen a la locura que a su vez desemboca en el caos; un manicomio no se puede mantener ordenado durante mucho tiempo, aunque sea un manicomio “cristiano”.”

  20. Matti:

    Estoy de acuerdo contigo Pablo. Si la actitud que tenemos es “yo estoy bien, tú estás bien”, es decir, “me acepto como soy, te acepto como eres, aunque no comparta lo que pienses, sientas, digas o hagas”, o en términos más de innovación “yo tengo capacidad para generar valor, tú tienes capacidad para generar valor”, las consecuencias serán muy diferentes de si mi actitud es “yo estoy bien, tú estás mal”, es decir, “me acepto como soy, pero no te acepto como eres”, o “yo tengo capacidad para generar valor, tú no tienes capacidad para generar valor”. Tener en cuenta nuestra actitud hacia los demás, hacia los animales, hacia la naturaleza es acto de responsabilidad personal.

  21. Txomin:

    En primer lugar, enhorabuena por el blog, y la conferencia. Creo que tienes razón en el hecho de que no se le ha dado al altruismo la relevancia que tiene en el proceso evolutivo, pero tengo una crítica para tu punto de vista.

    El altruismo y la cooperación, existen gracias a que son comportamientos que se han fijado en las poblaciones. Y se han fijado por Selección Natural (o/y sexual), y seguramente no por deriva genética.

    Esto quiere decir que los comportamientos sociales de este tipo han favorecido a los individuos que las practicaban, les han dado una ventaja reproductiva. Si no, hoy no existirían tales comportamientos.

    Por lo tanto, la cooperación, el altruismo innato, etc. no son sino mecanismos de competencia (fijados por competencia) que han permitido sobrevivir a los que lo practicaban. No deja de ser similar la colaboración con los de tu equipo, para competir con los demás.

    Resumiendo, los comportamientos altruistas y cooperativos existen, pero promovidos por la evolución por selección natural y la competencia.

    Un saludo

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: