Autor: Pablo Herreros Ubalde 8 Marzo 2013

El ancestro común de seres humanos y orcas vivió hace más 700 millones de años, mucho antes de que fuéramos primates como los que somos hoy en día. Las orcas, tienen fama de ser uno de los depredadores más temidos del planeta. Todo el mundo es consciente de su peligro, pero la mayoría desconoce su lado amable. Las orcas también son muy sociables entre ellas y muestran altos niveles de cooperación y coordinación en grupo.

img2011_032
Orca nadando cerca de la orilla (imagen: “Orca homepage”).

Un día, Roberto Bubas, cuidador de un parque en la Patagonia argentina, vivió una experiencia única. Cuando se encontraba paseando por la orilla, una familia de orcas curiosas se le acercó, mostrando interés por su persona. Bubas se adentró en el agua y estableció contacto con ellas. Las pudo acariciar y estas nadaban a su alrededor. Desde entonces, la escena se ha repetido cientos de veces. Ahora, cuando Bubas hace una señal no tardan en aparecer. También suele remar junto a ellas en su kayak. Gracias al tiempo que han pasado juntos, se ha establecido un fuerte vínculo entre ambos. Es la primera vez en la historia de la que tengamos constancia que sucede algo así con esta especie en libertad.

Danza con orcas.

La primatóloga Jane Goodall nos recuerda que uno de los grandes misterios es por qué las orcas atacan a ballenas pero no a los humanos. Las orcas parecen querer experimentar con Bubas. Quizás compartamos algo con esta especie que les hace empatizar con nosotros pero lo cierto es que lo desconocemos. La pregunta que surge es ¿qué motiva a estos increíbles seres marinos a adentrarse en la orilla, donde corren peligro de quedar varadas, para comunicarse con Bubas? Sea cual sea la razón, sin duda son buenos motivos para continuar explorando la mente de estos gigantescos y maravillosos seres. Mientras tanto, Buba toca la armónica para ellas desde su kayak en señal de gratitud.



6 Respuestas to “Danzando con orcas”

  1. Virginia:

    Nunca he pensado que las orcas fueran asesinas de personas, los casos que se han dado han sido por otros motivos. Me encanta el video, ojala fuera Roberto por un solo minuto y poder tocarlas en la orilla…

  2. Mary Montero:

    Hola soy de Pineda de Mar, me ha gustado mucho este video, cuando era pequeña tuve la oportunidad de meter la mano dentro de la boca de una orca, fui a un parque de animales y casualmente en el acuarium tenian una orca en cautiverio, no se porque eligieron a una niña para un espectaculo y esa fui yo. Nunca lo he olvidado, pase de tenerle miedo a darme pena. Tenia una lengua super rasposa y unos dientes impresionantemente blancos. Pase del acojonamiento porque me obligavan,a participar en ese espectaculo… a darme cuenta que aquellos ojillos tan pequeños que me miravan pedian socorro, en fin, esta es mi triste historia con una orca. Me encanta este enlace de facce besos…

  3. Alejandro:

    Imagínate qué apareces en mitad de un campo de rugby en pleno partido con el balón en la mano…. Imagínate qué coincides con esos mismos individuos en una ópera o en una iglesia…su comportamiento será completamente diferente.
    Tendemos a idealizar la interacción animal cuando esta se produce por mera casualidad olvidando que ni nosotros mismos dotados de nuestro particular inteligencia coincidente e instrumentos y capacidades para comunicarnos entre nosotros mismos somos incapaces de dejar de matarnos.
    No encuentro nada de fascinante que un animal cuya inteligencia se lo permite se entretenga por puro ocio con todo aquello que le parezca curioso en el momento hasta cansarse y pasar a otra cosa pero no me gustaría coincidir con ellas en plena faena de alimentarse o enfadadas por cualquier cosa o…creo que no serían tan amables.
    No invertiría nada en estudiar eso y si en intentar que nosotros seamos más justos con nosotros mismos pues esto se hunde y ellas seguirán nadando

  4. encarna:

    Gracias Roberto Bubas, por tu trabajo tan bonito

  5. adolfo martin:

    no se si somos primates danzando con orcas. de lo que estoy seguro es de que somos primates y de que, en vez de evolucionar, involucionamos. no hay mas que ver como tratan los pescadores al litoral quie, curiosamente, les da de comer. en Fuenterrabia, echan las redes dentro del puerto y en la bocana de la ria. ni la comandancia, ni la policia hacen nada pese a las reiteradas denuncias, fotos y todo. la frase de moda (o mofa, no se) es “tambien tienen que ganarse la vida”. claro, y los pescadores de ballenas, y los que vierten residuos a los rios, y los que matan bebes foca… todos se ganan la vida. lo que no se es que vida va a quedar para ganarse mañana.

  6. juan gonzalez hernandez:

    el tiempo nos pondra a cada uno en su sitio espero que no sea demasiado tarde…………….

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: