Autor: Pablo Herreros Ubalde 7 noviembre 2013

Por mucha fuerza o inteligencia que exhibamos los machos, las hembras seguirán siendo las que tienen la última palabra. Hasta tiempos recientes se creía que la dominancia que ejercemos los hombres tenía como consecuencia inevitable la subordinación de las mujeres, pero ahora sabemos que ellas también poseen sus estratagemas para darle la vuelta a las cosas.

sufragistas

Manifestación sufragista del 1912 en Nueva York, en la que las mujeres clamaban por su derecho a votar (imagen: Wikipedia).

La teoría tradicional asume que lo más inteligente para los machos es tratar de reproducirse con el máximo número de hembras posible, mientras que para la hembra la estrategia consiste en centrar los esfuerzos en sacar adelante su descendencia. El argumento proviene de que para un macho producir espermatozoides no es costoso mientras que para las hembras desarrollar un óvulo sí lo es, especialmente si ya está fertilizado, porque conlleva grandes costes de tiempo y energía.

Por ejemplo, los machos de gorila controlan a todas las hembras de su harén constantemente. De esta manera se aseguran de que todos los hijos que nacerán son suyos. Pero las hembras también tienen sus métodos para escapar del despotismo del macho y copular con otros que desean.

Uno de los métodos más empleados es el engaño. Se ha observado cómo las hembras de gorila se esconden detrás de una piedra, asomando la cabeza para que el macho dominante crea que todo está bajo control. Pero en realidad, la hembra está copulando, a escondidas, con otro macho. Otra fórmula consiste en escapar del grupo por la noche y abandonarlo para infiltrarse en otro. Se cree que los criterios para emigrar que usan las hembras para elegir son la mayor seguridad y juventud.

Algo asombroso es la elección de padre a la que algunos datos apuntan. En especies de primates donde las hembras solo están receptivas sexualmente unas pocas semanas al año, estas copulan con varios machos en la época de celo. Algunos machos dominantes presionan a las hembras a copular con ellos. Lo que ha descubierto el primatólogo Cristophe Boesch es que las hembras detectan cuáles son los días exactos en los que son fértiles. Debido a que el esperma no se mantiene activo más allá de un par de días dentro del útero, la mayoría de los encuentros sexuales no fecundan el óvulo. Lo interesante es que en los 2-3 días de fertilidad real las hembras copulan con los que ellas desean realmente. De esta manera, ejercen un control sobre la natalidad y se aseguran de que el ganador es el padre que desean.

Las hembras también ejercen el poder y poseen una la llave para evitar la violencia dentro del grupo. Entre los chimpancés, algunos machos pueden llegar a ser muy violentos con ellas. El colectivo al completo puede ser víctima de la inestabilidad que provocan. En estas situaciones, las hembras y las crías son los miembros más vulnerables. Para contrarrestar esta amenaza, las hembras suelen aliarse entre sí y formar una coalición en contra de los agresivos, evitando de este modo salir perjudicadas.

Este fenómeno siempre me sorprendió con el paralelismo que tiene con los casos más graves de violencia de género. El agresor, antes de comenzar con el maltrato, trata de aislar a la víctima de su red social: familiares, amigos y compañeros de trabajo. De esta manera rompe las alianzas que la mujer posee con otras personas y que podrían acudir en su ayuda, como hacen las hembras de chimpancé. La lección que podemos extraer de estos datos es clara: hay que fomentar las alianzas entre mujeres y otros grupos discriminados históricamente. La redes sociales son la mejor garantía para que no se abuse de ninguna otra persona o grupo.

banksy

Mural de Banksy en San Francisco, en el que paz y amor se representan como entidades separadas (imagen: Jeremy Brooks / Flickr).



16 Respuestas to “Armas de mujer”

  1. lola:

    El titulo es una equivocación total… no son armas de mujer… es pura supervivencia.

  2. lola:

    No son armas de mujer…. es inteligencia instinto de supervivencia..

  3. Susana:

    Muy interesante. Está claro que cuando en un colectivo hay un grupo discriminado y oprimido, este se busca toda clase de estrategias para salir de esa situación injusta. Tanto la hembra que copula con el macho no dominante, como el macho no dominante, están rompiendo las reglas del opresor, ambos. Los dos forman parte del grupo dominado, los dos tienen que romper esa tiranía.
    Por otro lado, estoy convencida de que la mejor estrategia para luchar contra la violencia de género es educar al varón en igualdad, respeto y buenos tratos. No podemos seguir obviando la gran diferencia entre primates y humanos. Los humanos tenemos cerebro, y por ende capacidad de aprendizaje, de re educación de conductas y de diferenciar lo bueno de lo malo, entre otras cosas.
    Si seguimos con estas comparativas y además poniendo la solución en estrategias para las víctimas, seguiremos contando casos de mujeres asesinadas.

  4. Armas de mujer:

    […] Armas de mujer […]

  5. luciana:

    no estoy de acuerdo con que las redes sociales ayuden a evitar sufrir de violencia, visto el libre albedriò en el que se encuentra
    da pena, y miedo por las cusecuencias que tiene. En otros aspectos llega a ser indignante!

  6. Diana Beatriz Alarcia:

    Sr. Punset:
    Es Ud. un gran maestro. Le tenemos una gran estima. No nos perdemos ninguno de sus programas.
    Lo seguimos siempre. Un fuerte abrazo.

  7. CARMEN PALLAS LEDESMA:

    EXCELENTE !!! TAL CUAL NO PODEMOS NEGAR SER SUS DESCENDIENTES

  8. Isabel:

    El titulo es un error, en mi opiniòn. El articulo es muy interesante, sobre todo la ùltima parte, y la similitud con los homo sapiens violentos.

  9. juan marcos micolta:

    Hola Amigos de redes, me interesa mucho estos temas, y me he desconectado un poco de su canal, ya que una empresa extrajera, llamada telmex y que ya ni siquiera se como se llama quito del aire el canal tve española, me encantaba ver estos programas a hora he comprado esta computadora y me gustaría, saber mas de este programe en line mande el link donde esto es posible ver, bueno en cuanto al tema, pienso, que esta sociedad, poco civilizada en sus comportamientos, se ve todos los dias una dominacion del hombre sobre la mujer y también mucho maltrato físico hacia las hembras humanas, pero parece ser que ellas en el fondo también desean que esto sea a si. Por que he visto mucho maltrato domestico donde hombres ignorantes golpean a su mujer, y lo extraño es que ella debiera renunciar a esto, pero en cambio ellas siempre regresan pidiendo una disculpa, al agresor, pues muchas mujeres, dicen ser femeninas, pero esto es una gran Hipocresía por que muchas de estos movimientos son levianas y otras justifican esto por apriencia, pero en el fondo ellas lo que quieren es un hombre bruto que las maltrate, y no una persona de verdad con principios y conciencia elevada, me gustaría un mundo donde las mujeres se hagan respetar y de verdad ellas acaben con este machismo inútil y dejen de buscar hombres maltratadores, y miren mas bien hombres que sean caballeros.

  10. Susan:

    La naturaleza es sabia, y, la misma ha dotado a las hembras de las estrategias necesarias para protegerse, aunque las mujeres no podemos estar siempre alerta y el esceso de confianza les ha llevado a la muerte.
    Pero yo estoy convencida de que las mujeres siempre dectetamos algo
    en la conduta que no es fiable del todo.. pero lo dejamos pasar, porque la sociedad nos ha castigado con la leyenda de la maldad.

  11. Juan Herrera:

    Si bien creo que esta argumentación esta muy extrapolado, estoy convencido que similares comportamientos se pueden observar en otros animales, no solo primates, creo en la igualdad total entre los géneros, pero no creo que se pueda llegar a conclusiones tan forzadas para justificar determinados actos. soy seguidor de Eduardo Punset, y considero de gran merito su labor de divulgación

  12. fernandez doria:

    El engaño es más frecuebte en los hombres.
    Interesante el hecho narrado sobre alejar a la mujer de la familia.
    No olvide que las hembras poseemos una sensibilidad especial.
    ¿Sexto sentido?

  13. Marwin:

    Juan Marcos Micolta,

    por gente como usted están muchas mujeres donde están. Es usted la vergüenza de la raza humana.

  14. PepeluiS:

    Al hablar de armas estamos pensando en la batalla que vamos a ganar.
    Seamos hombres o mujeres, de puertas de casa para fuera, todos damos y recibimos un trato más o menos igualitario. Las posibilidades de abusar del prójimo son muy escasas ya que casi todo está regulado por los usos sociales y por las leyes y sus agentes.

    De puertas de casa para dentro, las cosas cambian. Normas y leyes se quedan fuera. Dentro nos encontramos una familia o equipo donde hay que decidir el reparto de unos recursos y la obligación de unas cargas. Por ejemplo: Si el fin de semana visitamos a tu familia, no podemos a la vez visitar la mía. Si comemos tus lentejas, no comemos mi pasta. Si vamos a la playa no podemos ir a la montaña. Tú prefieres la escuela pública y yo la privada. Si se pone el canal 5, me pierdo el programa del 4. Si gastamos en esto, nos falta para aquello…

    Esta es la batalla que se plantea. ¿Armas?: La Naturaleza es sabia, porque cuenta con la experiencia de miles de siglos, grabada en nuestros genes de forma indeleble. La Naturaleza que no entiende de modas ni eslogan de última hora, dota a cada uno de las “armas” necesarias para defenderse de un reparto injusto. La naturaleza sabe que cuanto más iguales sean las armas de ambos, más encarnizada y dolorosa resultará la batalla. Mejor que igualar es dar a cada uno armas capaces de ANULAR las del contrario y obligar a decidir la batalla de reparto por CONSENSO. Así, la Naturaleza concedió al hombre una fuerza física superior a la de la mujer. Esta fuerza, por sí sola, podría decidir un reparto injusto.
    Para CONTRARESTARLA, concedió a la mujer: 1º El control de una sexualidad muy imperiosa para el hombre. El hombre condeascendiente con las mujeres, es preferido por éstas. La sexualidad, queramos o no es moneda de cambio a favor de la mujer (“pueden más dos tetas que dos carretas”). 2º La mujer ha propiciado la cultura de la CABALLEROSIDAD, como verdadero código obligatorio de conducta masculina. Un hombre que no se porta bien con las mujeres, es despreciado y marginado por los de su mismo género. 3º La mujer está dotada de una sensibilidad capaz de captar en segundos el estado anímico del hombre, lo que le permite mover los hilos de la forma más favorable a sus intereses, amén de un dominio de la verbalidad y la queja -siempre productiva- muy superior al hombre.

    Esta es la realidad de equilibrio en el 99’9 % de los casos. El resto son situaciones aberrantes y muy aisladas que no deberían desvirtuar esta realidad. Se crean eslogan, y las Administraciones entran dentro del hogar propiciando verdaderos desequilibrios relacionales. El desequilibrio es injusticia y ésta es la primera causa generadora de violencia. Esta violencia justificará la intervención de las Administraciones y ya tenemos la pescadilla que se muerde la cola.
    Rompamos este círculo vicioso a base de justicia
    No tratemos de ser más listos que la propia Naturaleza.

    Evitemos la evolución del Homo Sapiens a Homo Eslogans

  15. Isabel:

    Estoy totalmente de acuerdo con la idea de que el apoyo social es fundamental en esta problemática y las redes sociales pueden hacer un gran papel. La cuestión es que gran parte de mujeres maltratadas no tienen acceso a estas redes. Se han de buscar con urgencia otros caminos.

  16. domi Armas de mujer | Maestroviejo's Blog:

    […] http://www.somosprimates.com/2013/11/armas-de-mujer/ […]

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: