Autor: Pablo Herreros Ubalde 18 Febrero 2014

portada de Yo, MonoTítulo: Yo, mono
Autor: Pablo Herreros
Idioma: Castellano
Editorial: Destino
Publicació: Barcelona, 2014
Número de pàgines: 264
Enquadernació: rústica con solapas
ISBN: 9788423347797
Preu: 18.00 €

Ficha del libro
Web del libro
Leer el primer capítulo
Comprar el libro

.
Yo, mono. Nuestros comportamientos a partir de la observación de los primates

Las teorías de Darwin fueron tan demoledoras que cambiaron el curso de las ciencias naturales para siempre. El científico declaró en una ocasión que aquellos que estudien las relaciones sociales de los primates habrán hecho más por el conocimiento de la metafísica humana que el filósofo John Locke.

Recogiendo el espíritu de Darwin, Pablo Herreros revisita la historia de los seres humanos a partir de los últimos hallazgos científicos. Este libro traza un apasionante recorrido por la evolución de los primates para explicar comportamientos tan cotidianos y tan supuestamente humanos como el puñetazo del directivo sobre la mesa, las chulerías en las discotecas o los besos. Y es que los primates, al igual que nosotros, tienen emociones, vicios, sufren, se vengan, cotillean, intercambian objetos o servicios, engañan y se disputan el «trono» mediante juegos de poder.

Pero esta obra es mucho más. Se creyó tanto en la selección natural que muchos pensadores abrazaron conclusiones equivocadas, como es el caso del darwinismo social. ¿Por qué iba a ayudar un animal a otro cuando supone un coste de energía y alimento? «Yo, mono» pretende terminar con esta convicción totalmente errónea y mostrar que la cooperación es tan importante para la supervivencia como la competición.

Con un lenguaje claro, directo y no exento de ironía y sentido del humor, Pablo Herreros nos muestra en este libro prologado por Eduard Punset que, de algún modo, los animales son muy humanos, y los humanos no dejan de ser animales.

Sobre el autor

Pablo Herreros Ubalde (Torrelevaga, Cantabria) es sociólogo y antropólogo. Sus estudios se centran en la aplicación de los resultados de sus investigaciones sobre el comportamiento de los primates a ámbitos cotidianos como la empresa, la política o la educación.

Además de publicar en medios de prestigio como National Geographic, Muy Interesante o la revista Redes, dirige la sección «Yo, mono» en El Mundo, el blog Somos Primates, imparte clases en varias universidades. También es experto en el comportamiento de las organizaciones y director científico de la Asociación Española de Coaching.



4 Respuestas to “«Yo, mono», el libro de Pablo Herreros, ya a la venta”

  1. antonio morales lopez:

    esperamos ansiosos el libro yo mono, gracias a investigadores como Pablo herreros ubalde, damos pasos saludables hacia un conocimiento cientifico necesario para entendernos mejor.

  2. luz dary aristizabal botero:

    Gracias Punset, por tan maravilloso aporte, me encanta tus artículos, son de mucha utilidad para todos aquellos que como yo, somos sus seguidores. Saludes desde mi precioso país “Colombia”

  3. Tay:

    Felicidades por la publicación.

    La “asociación española para la investigación y divulgación de la conducta animal y la evolución humana” está activa? No la conozco

  4. Manuel Hernández:

    ¿Yo, mono? ¿Evolución humana?

    A View of Life declara: “Comenzando a la base del período cámbrico, y extendiéndose por unos diez millones de años, todos los grupos principales de invertebrados ´esqueletizados´se presentaron por primera vez en el más espectacular aumento de diversidad que haya acontecido sobre nuestro planeta”. (California, 1981, Salvador E. Luria, Stephen Jay Gould, Sam Singer, pág. 649).

    El paleontólogo Alfred Romer escribió: “Debajo de esto (el período cámbrico), hay un vasto grosor de sedimentos en los cuales debería esperarse que estuvieran los progenitores de las formas cámbricas. Pero no los hallamos; estos lechos más antiguos están casi desprovistos de indicación de vida, y pudiera decirse que el cuadro general es consecuente, razonablemente, con la idea de una creación especial en el principio de los tiempos cámbricos”. (revista Natural History, octubre de 1959, pág. 467).

    El zoólogo Harold Coffin declara: “Si es correcto el concepto de una evolución progresiva desde lo sencillo hasta lo complejo, en el cámbrico se debería encontrar a los antecesores de estas criaturas vivientes totalmente desarrolladas; pero no se han hallado, y los científicos admiten que hay poca probabilidad de que alguna vez se hallen. Sobre la base de los hechos solamente, sobre la base de lo que en realidad se encuentra en la Tierra, la teoría de un súbito acto de creación en el cual fueron establecidas las formas principales de vida encaja mejor”. (revista Liberty, septiembre/octubre de 1975, pág. 12).

    Para completar los detalles de la carne y el pelo de tales reconstrucciones hay que recurrir a la imaginación. ,,, El color de la piel; el color, la forma y la distribución del pelo; la forma de los rasgos; y el aspecto de la cara,,, de estas características no sabemos absolutamente nada respecto a cualesquiera hombres prehistóricos. La vasta mayoría de las concepciones artísticas se fundan más en la imaginación que en la prueba. ,,, Los artistas tienen que crear algo que se encuentre entre un antropoide y un ser humano; mientras más antiguo se diga que es el espécimen, más parecido a mono lo hacen. (Sciense Digest, abril de 1981, pág. 41).

    Tal como estamos aprendiendo que los hombres primitivos no son necesariamente salvajes, así tenemos que aprender a darnos cuenta de que los hombres primitivos del período Glacial no eran ni bestias brutas ni semiantropoides ni cretinos. De ahí la inefable estupidez de todos los intentos por reconstruir al hombre de Neandertal o hasta al hombre de Pekín.

    Atentamente,

Introducir comentario

Solo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.

A %d blogueros les gusta esto: