Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 octubre 2018

En mi último libro “La Inteligencia Emocional de los Animales”, exploro qué piensan y sienten los animales, con especial atención a perros y gatos, sin olvidarme de otras especies. Comparo sus emociones y sentimientos para aprender sobre nuestra psicología pero para entender a los animales que son parte de nuestra familia para entender el origen del amor, el duelo, la depresión, el suicido, la risa y cientos de fenómenos más que hasta ahora considerábamos exclusivamente humanos pero que la ciencia ha revelado como comunes a muchas especies.
Un libro solo para animales sensibles.
Autor: Pablo Herreros Ubalde 29 septiembre 2011

Con motivo de la celebración del primer congreso El Ser Creativo, que se celebró en Málaga en octubre del 2010, Jesús Quintero me entrevistó para Canal Sur. Durante 21 minutos -la media aproximada que la mente humana es capaz de prestar total atención-, charlamos de una manera informal y desenfadada sobre algunas curiosidades de la vida social, emocional y sexual de los animales. Espero que la disfrutéis tanto como yo lo hice.

Entrevista de Pablo Herreros con Jesús Quintero en Canal Sur.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 28 julio 2011

La especial relación que desarrollan algunas tribus amazónicas con la naturaleza es asombrosa. Los Awá, son unos pueblos que habitan las selvas amazónicas de Colombia, Ecuador y Brasil. Entre sus creencias está la idea de que todo lo que toman de la selva ha de ser devuelto. Aunque consumen carne que obtienen de los animales que habitan en la selva, poseen una particular regla en lo que respecta a matar a una madre con descendencia.

Por ejemplo, si cuando salen de caza, abaten a un mono que carga con una cría, los Awá no solo la salvan sino que hasta la adoptan de por vida, y esta pasa a vivir en la aldea como un miembro más de la sociedad. El grado de vinculación con estos monos huérfanos es tal que llegan a darles de mamar de sus pechos como si fueran sus propios hijos. Los Awá consideran a los monos criados en la aldea como seres totalmente diferentes a los que habitan en la selva.

En compañía de los Awá.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 27 mayo 2010

Es fácil observar en cualquier situación cotidiana que la especie humana posee una fuerte tendencia a ayudar a otros. En un principio, el propio Charles Darwin tenía problemas para explicar ciertas conductas de cooperación y altruismo presentes en la mayoría de los organismos, y aunque suponían una seria amenaza a sus ideas, intuía que habían jugado un papel clave en la evolución. Por entonces no se había descubierto el ADN y comportamientos como los que muestran los insectos sociales, con sacrificios de unos por otros, eran contradictorios a las ideas de la selección natural. Cuando en los años sesenta se hacen posibles las primeras pruebas genéticas, surgen teorías que explican estos fenómenos, ya que se constata, que en una colmena o termitero, todos son parientes, pues comparten la misma madre. A este conjunto de ideas se le denomina teoría del parentesco y fue desarrollada por el biólogo William Hamilton en los años sesenta del siglo pasado.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 20 mayo 2010

Las primeras reflexiones sobre el comportamiento animal se atribuyen a Aristóteles, en su obra “Historia de los animales”. Más de dos mil años después, Charles Darwin no tuvo reparos al hablar de emociones animales. Es refrescante la naturalidad con la que habla de ellas, justo en la época en la que realiza detalladas observaciones en el Zoológico de Londres. En sus notas comenta lo obvio que resulta el que los animales sienten placer, dolor, felicidad y tristeza. Además pronto se percata de que es en el contexto del juego, donde los animales jóvenes manifiestan una alegría extrema, al igual que los niños de ser humano.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 14 mayo 2010

Trece años después de la publicación de “El origen de las especies”, Charles Darwin escribó “La expresión de las emociones en hombres y animales”, donde cuestionaba a los que creían en el abismo entre el hombre y los animales. Los descubrimientos recientes, demuestran que los animales y los humanos reaccionamos ante el entorno de una manera similar. La continuidad entre los animales y los seres humanos es manifiesta. Han tenido que pasar más de 150 años para empezar a aceptar que todos somos… animales emocionales.

Eduard Punset me ha invitado ha colaborado en la edición especial de “Cerebro y emociones” de la revista National Geographic, con un artículo sobre la similitud emocional entre animales y seres humanos.