Autor: Pablo Herreros Ubalde 2 marzo 2018

 

 

El día que entré a La Cueva de la Pasiega sentí que aquel lugar en las profundidades de la tierra tenía algo especial. No era como las demás que hay en el Monte del Castillo a escasos metros. En la Pasiega había una energía diferente y esas formas y símbolos estaban llenos de imaginación, cargados de un significado que desconocemos pero que te dejaban con la boca abierta. Parecían de otro mundo…

Ahora una nueva datación llevada a cabo por un equipo dirigido por Dirk Hoffmann ha descubierto que junto a otras pinturas de la cueva de Extremadura y Andalucía son las pinturas más antiguas de la humanidad.

Pero los autores no fueron seres humanos como tú y yo, sino neandertales, ya que los análisis de uranio indican que fueron realizadas hace 65.000 años aproximadamente, cuando el Homo sapiens aún no había llegado a la península Ibérica. ¿Fueron otros homínidos, los que enseñaron a nuestra especie a plasmar sus ideas sobre las paredes de las cuevas? La aventura no ha hecho más que comenzar.