Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 febrero 2011

Charles Darwin pensaba que la música se había originado en el marco de la atracción que se establece entre las parejas de animales y los sonidos que éstos emiten durante el cortejo. Darwin deducía estas ideas del canto de algunas aves cuando intentan encontrar pareja, pero otros autores no han restringido el origen a un solo contexto emocional y lo han atribuido a la necesidad de expresión en la totalidad de las emociones humanas.

Los guerreros masái realizan una característica danza al son de canciones que cantan ellos mismos  (imagen: usuario de Flickr).

Autor: Pablo Herreros Ubalde 14 mayo 2010

Trece años después de la publicación de “El origen de las especies”, Charles Darwin escribó “La expresión de las emociones en hombres y animales”, donde cuestionaba a los que creían en el abismo entre el hombre y los animales. Los descubrimientos recientes, demuestran que los animales y los humanos reaccionamos ante el entorno de una manera similar. La continuidad entre los animales y los seres humanos es manifiesta. Han tenido que pasar más de 150 años para empezar a aceptar que todos somos… animales emocionales.

Eduard Punset me ha invitado ha colaborado en la edición especial de “Cerebro y emociones” de la revista National Geographic, con un artículo sobre la similitud emocional entre animales y seres humanos.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 24 febrero 2010


Probablemente, este macaco de Gibraltar del parque de la naturaleza de Cabárceno simplemente se está dando un festín con la garrapatas del ciervo. No es, estrictamente, un comportamiento de cooperación pero sin dudas ambos animales salen beneficiados. (Imagen: Pablo Herreros).

Durante siglos, la idea de una naturaleza agresiva en la que no hay espacio para los más débiles ha dominado los modelos mentales de la sociedad. Aseveraciones como “la ley del más fuerte” son sólo una pequeña parte de la complejidad de las dinámicas sociales.