Autor: Pablo Herreros Ubalde 2 agosto 2012

Por estas fechas, millones de personas se toman sus vacaciones para, semanas más tarde, regresar e incorporarse de nuevo a sus puestos de trabajo. Este puede resultar un buen momento para reflexionar sobre cómo gestionamos las relaciones que mantenemos dentro de las empresas u organizaciones a las que pertenecemos.

Leer el resto de la entrada en el blog Aprendizaje Social y Emocional

Autor: Pablo Herreros Ubalde 9 febrero 2012

Hace un par de semanas, en el especial sobre el cerebro que lanzó Muy Interesante, publiqué un artículo donde planteo algunas cuestiones relevantes acerca del origen, evolución y estado actual del concepto de la «inteligencia social». Mi interés en ello, como os habrá pasado a muchos de vosotros, se debe a la constatación de que no existe relación alguna entre obtener puntuaciones altas en las pruebas clásicas que evalúan la inteligencia y el éxito en la vida, ya sea en el plano personal o profesional. Esta brecha entre ambas realidades pone de manifiesto, una vez más, que los programas educativos no están diseñados para desarrollar a las personas en todas sus facetas y potencialidades, especialmente aquellas que necesita para triunfar en la vida.

Autor: Pablo Herreros Ubalde 27 enero 2011

Esta es la segunda parte del artículo La vida en sociedad (1), publicado por Pablo Herreros la semana pasada en este mismo blog.

Algunos cetáceos también son grandes expertos de la vida social. Los delfines forman alianzas entre sí en pequeños grupos de dos o tres individuos, que se refuerzan por medio de caricias y besuqueos. Algo que no se sabía hasta ahora, es que la sincronización en el nado es un ritual fundamental que además permite predecir la intensidad de la relación.

Somos Primates: La vida en sociedad (y 2)

Un grupo de delfines haciendo surf en la costa de Sudáfrica (imagen: usuario de Flickr).

Autor: Pablo Herreros Ubalde 20 enero 2011

Mientras el psicólogo Nicholas Humphrey observaba un grupo de macacos Rhesus nacidos en el laboratorio, para llevar a cabo con éxito una gran cantidad de pruebas complejas, se preguntó cómo era posible que estos monos pudieran hacerlo tan bien en ese entorno de cautividad, cuando en realidad no habían tenido que buscar comida ni defenderse de depredadores en toda su existencia.

Somos primates: La vida en sociedad (1)

Un grupo de macacos Rhesus contempla la puesta de sol en la ciudad india de Agra (imagen: usuario de Flickr).