Autor: Pablo Herreros Ubalde 20 octubre 2011

Esta es la segunda parte del artículo Los eslabones que nos hicieron humanos (1), publicado por Pablo Herreros la semana pasada en este mismo blog.

Es probable que una de las líneas del Ardipithecus se convirtiera en Australopithecus durante el periodo denominado Plioceno, hace entre 5 y 1,7 millones de años. Este es el tramo de la historia en el que los realizaron una gran expansión por varias zonas de África, hasta el punto en que llegaron a convivir siete especies diferentes de homínidos en el continente. Sin duda, ello debió de configurar un apasionante escenario de interacción entre especies “casi humanas”, propio de una película de ciencia ficción.

El hallazgo de Lucy, el fósil de Australopithecus afarensis encontrado en África en 1974.