Autor: Pablo Herreros Ubalde 27 agosto 2014

Imagina que estás en un congreso y a la hora del café salís todos los asistentes al salón principal. Pero pronto se acaban las típicos bollos y croissants. ¿Qué harías? ¿Compartirías el tuyo con algún colega que conoces o eligirías a un extraño?

Coffee_break

Intermedio cafetero en un congreso sobre innovación y empreneduría (imagen: Robin Wuauters / Flickr).