Autor: Pablo Herreros 1 August 2013

mano

Aunque parezca que mande un saludo, la Mano del desierto de Antofagasta, Chile, fue erigida en memoria de las víctimas de la dictadura militar de ese país (imagen: Marcos Escalier / Wikimedia Commons).

La forma en que dos personas se saludan por la calle o reencuentran es completamente diferente en cada zona del mundo. El apretón de manos es la forma más extendida, pero existen muchas más. En la India, por ejemplo, colocan las manos palma con palma y las ponen debajo de la barbilla mientras hacen una pequeña inclinación con la cabeza (namasté). En otras, los hombres se cogen el antebrazo o se besan. Del mismo modo, los adolescentes y subculturas urbanas se saludan chocando las palmas de la mano, dando “las cinco” y un largo repertorio de maneras más. Se trata de variaciones culturales que se emplean como símbolos de identidad, pertenencia, etc. Todos cumplen funciones similares pero cada sociedad los ha desarrollado de manera distinta.

Autor: Pablo Herreros 21 December 2012

Esta es la segunda parte del artículo «Nacidos para conectar  (1)», publicado por Pablo Herreros en este mismo blog.

En otro estudio de la revista Current Biology del mes de noviembre, se describe el caso de un elefante asiático de 22 años llamado Koshik. Este elefante que vive en un zoo de Corea del Sur también posee un talento excepcional, relacionado directamente con la necesidad de conectar con otros, ya que es capaz de imitar varias palabras en coreano. Koshik puede pronunciar las palabras «annyeong» (hola), «anja» (siéntate), «aniya» (no), «nuwo» (échate) y «joa» (bien).

trompa
Una trompa (imagen: OnceandFutureLaura / Flickr).

Autor: Pablo Herreros 8 March 2012

La rata topo desnuda africana (Heterocephalus glaber) es un pequeño roedor de apenas unos pocos centímetros y no más de 50 gramos de peso. Esta especie forma colonias muy numerosas de varios cientos de individuos y vive en túneles que ellos mismos excavan en los subsuelos de Somalia, Etiopía y Kenia.

Las dimensiones de una rata topo desnuda apenas alcanzan el tamaño de un dedo (imagen: Shirls143 / Flickr).